Por qué queremos que Wikipedia sea neutral

Por eso hemos firmado un manifiesto por la neutralidad que han suscrito, entre otros, Federico Jiménez Losantos, Daniel Lacalle y Álvaro Vargas Llosa

Wikipedia
Wikipedia FOTO: Wikipedia Wikipedia

Comienzo todos los cursos universitarios con una advertencia a mis alumnos: “No se fíen de la Wikipedia”. Alertar a esta generación acostumbrada a buscar todo en la red, desde una dirección a una relación, de que una web que pasa por neutral tiene contenido falso es tan necesario en el profesor como chocante en el estudiante. Muchos de esos alumnos no distinguen opinión de conocimiento, y desconocen los rudimentos básicos para dar por fiable una información. Esta vulnerabilidad de los jóvenes es conocida por el activismo político, que usa la Wikipedia como una forma de hacer proselitismo y de atacar a los enemigos ideológicos.

Ese portal se ha convertido en un arma de propaganda de los izquierdistas de toda condición. El resultado es que Wikipedia se presenta como una supuesta enciclopedia del siglo XXI, cuando en realidad suele ser una colección de webs con datos falsos, noticias tendenciosas, informaciones sin contrastar y editores anónimos. Esto es todo lo contrario a lo que debe ser una enciclopedia, donde la información se transforma en conocimiento gracias al contraste y a la responsabilidad de la firma. No es de recibo que un alias, por ejemplo, “Mejillón31″, pontifique sobre Chesterton, Reagan, Churchill o el golpe bolchevique de 1917.

Wikipedia era una buena idea que ha fracasado en gran medida. No resulta una fuente fiable y no debe presentarse como si fuera un servicio público neutral, un saber enciclopédico, sino como un repositorio de opiniones respecto a diversas cuestiones. No son comparables sus biografías, por ejemplo, a las publicadas en la web de la Academia de la Historia, o de otras instituciones. No se trata solo de calidad, sino de profesionalidad y transparencia. El problema no está en que se viertan opiniones, sino en que se revistan de verdad o de conocimiento neutral. Los propietarios de Wikipedia son responsables del contenido de sus webs, especialmente cuando en ellas se vulnera el derecho al honor y se falta a la verdad sin posibilidad de enmienda.

No hay derecho a que un personaje público sea privado de la potestad de cambiar informaciones falsas de su biografía en Wikipedia. O que el editor anónimo tenga la misma autoridad que el biografiado para explicar su obra, circunstancias o actividades. La permisividad con esos ataques es colaboración en el acoso a personajes que resultan incómodos para el izquierdismo. Existen herramientas suficientes para evitar el activismo político en una supuesta enciclopedia de conocimientos que se presenta como “neutral”. No es tolerable la extensión de la política de cancelación de personas, obras y acontecimientos, la difusión de teorías e interpretaciones infundadas, el trazo grueso, o la confusión entre opinión y ciencia.

Esta es la razón de que un grupo de intelectuales, artistas, políticos y periodistas hayamos firmado un manifiesto por la neutralidad en Wikipedia ante la manipulación, la mentira, el acoso y el sesgo izquierdista. Entre los firmantes del manifiesto están: Adolfo Suárez Illana, Alberto Castillon, Albert Rivera Díaz, Álvaro Vargas Llosa, Cayetana Álvarez de Toledo, Cristian Campos, Daniel Lacalle Fernández, Federico Jiménez Losantos, Félix de Azúa, Francisco Sosa Wagner, Iván Espinosa de los Monteros, Joaquín Leguina, Jorge Vilches García, Juan Carlos Girauta Vidal, Lucía Etxebarria Asteinza, Marcos de Quinto Romero, Rafael Hernando y Toni Cantó, entre otros. La URSS tuvo su Gran Enciclopedia Soviética. Al abrirla uno sabía qué se iba a encontrar: la ortodoxia comunista aplicada. No se escondían. Todo iba firmado. Eso era más honesto que la Wikipedia hoy.