Exposición

Las cartas inéditas de Sorolla halladas en el Archivo de la Nobleza se exponen en su museo

Desde hoy y hasta el 22 septiembre, el Museo Sorolla muestra la relación epistolar entre el conde de Villagonzalo y el pintor, además de otros documentos inéditos

Las cartas inéditas de Sorolla halladas en el Archivo de la Nobleza se exponen en su museo MUSEO SOROLLA 01/07/2024
Las cartas inéditas de Sorolla halladas en el Archivo de la Nobleza se exponen en su museoMUSEO SOROLLAEuropa Press

El hallazgo de las cartas que ahora se exponen en el Museo Sorolla fue casual. Mientras se llevaban a cabo los trabajos técnicos previos a la digitalización del fondo documental de los condes de Villagonzalo en el Archivo Histórico de la Nobleza, se descubrió una serie de cartas que Joaquín Sorolla envió al VII conde de Villagonzalo, Mariano Miguel Maldonado Dávalos, a propósito del encargo del retrato de su hija María Luisa Maldonado y Salabert. Estos documentos se guardaban en una carpetilla de justificantes de gastos domésticos del año 1907.

Exposición ‘Sorolla y el conde de Villagonzalo. Una conversación inédita’
Exposición ‘Sorolla y el conde de Villagonzalo. Una conversación inédita’FERNANDO ALVARADOAgencia EFE

Se inició entonces un proceso de investigación conjunto entre el Archivo de la Nobleza y el Museo Sorolla y, gracias al cruce de datos con otras cartas, fotografías, notas y documentos conservados en el archivo del museo, se ha podido reconstruir la relación profesional y de amistad que existía entre el pintor y el noble. Asimismo, han salido a la luz otros significativos encargos y se han localizado obras olvidadas que han permitido conocer algo más el proceso creativo de Sorolla.

Todos esos descubrimientos, que tuvieron lugar el año pasado, conforman hoy la exposición "Sorolla y el Conde de Villagonzalo. Una conversación inédita", que podrá visitarse del 2 de julio al 22 de septiembre de 2024 en el Museo Sorolla. La muestra, comisariada por Noemí Lozano, conservadora del Museo Sorolla, y Mara López-Villalta, conservadora del Archivo Histórico de la Nobleza, está enmarcada en la programación oficial del Centenario Sorolla y permiten conocer más a fondo la figura del conde de Villagonzalo y las obras que Sorolla realizó para él.

Exposición ‘Sorolla y el conde de Villagonzalo. Una conversación inédita’
Exposición ‘Sorolla y el conde de Villagonzalo. Una conversación inédita’FERNANDO ALVARADOAgencia EFE

En ella destaca el retrato realizado por Sorolla de la hija del Conde de Villagonzalo en 1907, además de las cartas de Sorolla encontradas en el Archivo Histórico de la Nobleza, con las réplicas del conde de Villagonzalo, conservadas en el archivo del Museo Sorolla. En la correspondencia se aprecia cómo Sorolla y el conde de Villagonzalo acuerdan las citas para las sesiones de posado de la modelo.

Finalizado el retrato de María Luisa Maldonado, el pintor se desplazó a La Granja de San Ildefonso para llevar a cabo uno de sus encargos más esperados: los retratos de los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Battenberg. Pero la relación epistolar continuó.

Curiosidades de la Corte

La carta más significativa está datada el 5 de julio. En ella Sorolla escribe al conde acusando el recibo del pago por su cuadro y aprovecha para contarle cómo estaba pintando estos retratos, además de transmitirle sus impresiones sobre la monarca consorte. Para apoyar esta descripción, realiza dos dibujos en los que se puede apreciar la idea del artista.

A la muestra actual del Museo Sorolla se unen otros fondos documentales, como el libro de cuentas de la administración de los condes de Villagonzalo, el primer documento en el que se tuvo constancia del pago del cuadro de María Luisa Maldonado. Cuenta además con dos pinturas expuestas pocas veces al público: el "Retrato del conde de Villagonzalo", que Sorolla le regala en 1907; y un estudio previo al retrato de la reina Victoria Eugenia con mantilla española en el que, si bien la monarca consorte tiene la misma pose que en el cuadro definitivo, cambia el color de su mantilla.

La exposición se completa con fotografías del VII conde de Villagonzalo con su nieto, retratados por Kâulak (Antonio Cánovas del Castillo y Vallejo), y otras fotografías que muestran a Sorolla pintando al rey en los jardines de La Granja.