MENÚ
domingo 22 septiembre 2019
14:58
Actualizado

«Los amantes de Módena»: el misterio gay más antiguo

Los amantes de Módena fueron enterrados hace 1.600 años y hallados, cogidos de la mano, en 2009

  • «Los amantes de Módena»: el misterio gay más antiguo

Tiempo de lectura 2 min.

14 de septiembre de 2019. 00:28h

Comentada
Gonzalo Núñez 14/9/2019

ETIQUETAS

Llevan quince siglos juntos, una eternidad, mano sobre mano. Cuando los arqueólogos dieron con ellos en 2009, en un viejo cementerio de Módena (Italia), se quedaron estupefactos: dos osamentas enteras del siglo IV al VI, tomadas de la mano. Unos 1.500 siglos juntos, recién llegados de un tiempo convulso (Roma se había desintegrado, la Edad Media acababa de comenzar) para atestiguar un gesto de ternura más allá de la muerte a los europeos de los dos mil, a un tris de desmoronarse. ¿Qué podían ser sino, como el filme, un hombre y una mujer, para más señas enamorados, al igual que Romeo y Julieta o aquellos de Teruel que dramatizó Hartzenbusch? Rápidamente se les bautizó como los «amantes de Módena». El romance más mediático de la alta Edad Media. Pero, hete aquí, que la ciencia reservaba una sorpresa mayúscula sobre estos huesos de la Italia ostrogoda. ¡Los amantes de Módena eran hombre... y hombre! Sí, así lo atestigua una investigación publicada en «Nature», que ha determinado el sexo de los cadáveres mediante el análisis de las proteínas presentes en el esmalte dental. En un primer momento, el mal estado de conservación de los huesos impidió conocer sus sexos, pero de manera natural, científicos y público en general dieron por hecho que eran una pareja convencional. No obstante, a pesar de que estos «amantes» sean ambos varones no implica, aunque tampoco lo descarta taxativamente, según los expertos, que los huesos de Módena fueran en vida dos hombres que se quisieron: «En el pasado se han encontrado muchos entierros con esqueletos que se toman de la mano. Pero en todos los casos, los restos pertenecían a un hombre y a una mujer. Lo que podría haber vinculado a los dos de Módena es un misterio –manifiesta Federico Lugli, autor principal del estudio de la Universidad de Bolonia–. Aunque no podemos excluir que estos dos individuos estuvieran realmente enamorados, es poco probable que las personas que los enterraron decidieran mostrar tal vínculo colocando sus cuerpos de la mano». Evidentemente, la homosexualidad no era algo extendido ni predicado en la alta Edad Media. Los expertos añaden hipótesis: pudieron ser hermanos, primos o soldados. El hecho de que se hayan encontrado restos de personas heridas de arma en la zona da fuerza a este último caso. De ser así, los «amantes de Módena» habrían combatido juntos, muerto juntos y enterrados juntos para dar fe de una camaradería más allá de la muerte. O quizás, quién sabe, estos dos hombres realmente se quisieron.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs