Las claves de la confianza de Luis Enrique en Busquets

Al seleccionador no le afecta el debate alrededor del medio centro. “Es uno de los jugadores más importantes de la selección”, admite

El mundo futbolístico parece tambalearse alrededor de los pies de Sergio Busquets y él ya no muestra la misma seguridad de antes para contenerlo. Pero la confianza de Luis Enrique en el medio centro no se quiebra.

«Cuando era jovencito ya era muy maduro para su edad. No necesita hablar mucho, sólo con su presencia se impone en el vestuario, es un tío cercano, más que abierto», explica el seleccionador. Pero no cree Luis Enrique que su valor esté sólo en lo que ofrece en el vestuario. «Es un añadido a lo que aporta. Es una garantía como jugador, como profesional. Hace partidos mejores y peores, como todos. Para mí es uno de los jugadores más importantes de la selección», asegura.

A Luis Enrique le cuesta hablar de jugadores imprescindibles en su equipo. «Eso, ¿qué es? Va en función de tu rendimiento», dice. «Siempre he sentido que es mejor que los 23 piensen que pueden ser titulares», añade. Pero admite que, si hay algunos titulares indiscutibles, Busquets tiene que estar entre ellos. «Ha sido indiscutible siempre en la selección, lleva 117 internacionalidades. Si lo será depende de su rendimiento», reconoce el seleccionador.

A Luis Enrique no le afecta el debate que se genera en el entorno de la selección sobre la capacidad de Busquets para seguir siendo el eje sobre el que gira España. Es sólo ruido para él, pero alternativas hay. La más evidente, Rodrigo Hernández, el mediocentro del City, que tiene ahora en el equipo inglés el mismo maestro del que disfrutó Busquets en sus primeros años en el Barcelona. La otra es Thiago, que ya jugó la segunda parte ante Alemania en esa posición por delante de la defensa que no le es tan extraña. Así ha ganado la Liga de Campeones con el Bayern.

Thiago reconoce que siempre intenta aprender de los compañeros para mejorar, de los de siempre y de los nuevos. Y, por supuesto, de Busquets. «Es un jugador que para mí ha sido referencia no sólo en los últimos años y no sólo en el fútbol sino también en lo personal», asegura el mediocentro del Bayern. «Te fijas en cómo se posiciona, en cómo lidera al equipo y es una gozada verlo jugar y entrenar», afirma. «Todos en nuestra carrera hemos tenido partidos no tan buenos. Pero mirad quién es Sergio y los partidos que ha jugado», advierte. «Los mediocampistas, para seguir evolucionando, tenemos que fijarnos en Sergio Busquets jugando».

Mientras, «Busi», parece no inmutarse por el ruido que se genera alrededor de la selección y, sobre todo, del Barcelona. «Todas las situaciones afectan, da igual la edad y la experiencia, pero le veo muy bien», admite el seleccionador. Tan bien que, de momento, no piensa en el relevo para «Busi».