Los 7 partidos en los que Zidane se lo juega todo

El Real Madrid vuelve a LaLiga contra el Villarreal y ya no descansa hasta medirse el 13 de diciembre al Atlético. Con la Champions por medio

El Real Madrid de Zidane vuelve el sábado a LaLiga, en el campo del Villarreal, con muchas bajas y con la necesidad de ganar ese choque y confirmar en Italia, la siguiente semana contra el Inter que la clasificación de la Champions es un hecho. No está muy definido el equipo blanco, que no termina de encontrar su identidad, irregular y que ante la primera adversidad, cae sin remedio.

Con la renovación de Sergio Ramos de fondo, no puede despistarse más porque llegan días muy complicados después de este parón de selecciones que no ha sido beneficioso. Modric estuvo cerca de un positivo por coronavirus, aún no se sabe cuánto tiempo de baja tiene Ramos y hay que ver si Varane no tiene nada. Militao aún no ha pasado las PCR que le confirmen que puede jugar tras pasar el coronvirus y Casemiro y Hazard siguen de baja. Sí parece que ha recuperado a Carvajal.

El Villarreal ha alzado el vuelo y ahora es un peligro. Es el segundo clasificado y con Emery en el banquillo parece que ha encontrado el camino correcto en la clasificación. Es un reto para el Madrid tras la derrota contra el Valencia en LaLiga. Necesitan los de Zidane mostrar que son un equipo competitivo porque ese encuentro contra el Villarreal sólo el primer paso de un trayecto lleno de minas y con dos partidos a la semana. Después, el Inter, con Lautaro y tras dejar en Valdebebas una buena imagen. Es verdad que la victoria por 3-2 en el último enfrentamiento de Champions alivio la ansiedad de los de Zidane en Europa. Pero lo mejor, para terminar el año con calma, sería solucionar la clasificación a octavos cuanto antes y dejar atrás la pesadilla que fue el comienzo de la competición.

Tampoco tiene el Madrid mucho tiempo para pensar o para darle vueltas a lo que tiene o no tiene que hacer. No para: seguido llega el Alavés, el Real Madrid viaja para jugar en campo del Shakthar y va a visitar al Sevilla de Lopetegui, un equipo también irregular, al que le está pesando jugar en Europa, pero que los partidos contra los grandes se los toma como si les fura la vida en ellos. Va a ser otro trago para el Real Madrid.

No está claro que Zidane tenga plantilla para hacer rotaciones porque algunos jugadores no le han demostrado que se pueda contar con ellos. La única ventaja para Zizou es que con el paso de los días, puede ir recuperando jugadoreos, porque hasta ahora las lesiones le han impedido mantener un once fijo o desarrollar una idea de fútbol. Es un equipo que va sobreviviendo cada partido, sin que parezca tener un plan claro o una perspectiva a largo plazo.

Después del Sevilla, entre semana, cierra la Champions contra el Borussia, a ver si es un partido clave o no; y seguido, el siguiente fin de semana de LaLiga, el Atlético de Simeone visita Valdebebas. El conjunto rojiblanco, ahora mismo, es el tercero en la tabla. Es decir, que en este esprint de LaLiga, el Madrid se enfrenta al segundo y al tercero y se juega la clasificación para la Champions. Si alguien quería un poco más de emociones, no está mal el mes de diciembre blanco, como si 2020 no hubiese estado cargado de sorpresas inesperadas y adversidades que afrontar. El fin se semana dle 13 de diciembre es el derbi. Y sólo después no hay partido entre semana para el conjunto que entrena Zidane.

Y para cerrar el año, Eibar, Granada y Elche. Tal como está el Madrid, puede llegar a esos partidos con fortaleza, al mando y sintiéndose invencible o de cualquier otra manera.