El Real Madrid despierta tarde contra el Athletic (1-2)

Dos fallos de Lucas Vázquez y buen Athetic durmieron al equipo de Zidane durante 60 minutos. En la última media hora pudo empatar

Asensio y Capa en el Real Madrid-Athletic de la Supercopa
Asensio y Capa en el Real Madrid-Athletic de la SupercopaJON NAZCAREUTERS

El Madrid quiso remontar y ganar el partido en medio hora, cuando los partidos durante noventa. Cuando fue a por él, los segundos volaban hacia el final y tenía dos goles en contra. Pudo empatar el equipo de Zidane, liderados por Asensio y por fin tocando cerca del área rival con velocidad y sentido. Pero fue demasiado tarde. Consiguió que el choque cambiara de pulsaciones, se desordenó el Athletic cansado y vio que se le podía escapar. Se siente mejor el grupo de Zidane en eso momentos de riesgo, cuando ya no va más. Pudo recibir algún tanto más, pero Courtois sacó una mano milagrosa y pudo igualar el choque. No lo hizo, pero puede servirle de lección tras el partido en Pamplona bajo el temporal y la derrota. Tiene un problema en el ataque, pero sería menos grave si jugara con un poco más de emoción

No ayudó Lucas Vázquez. Se ha reinventado como lateral derecho y durante gran parte de los minutos lo ha hecho con el trabajo de siempre y de manera eficiente, pero contra el Athletic se vio su peor versión, la del jugador que toma instintivamente las peores decisiones. Lo hizo en una salida de balón, cuando dio el pase más complicado cuando tenía el apoyo de Casemiro cerca y también en la jugada del penalti, cuando le ganan la espalda y hace un agarrón que ni siquiera tuvo que ser revisado por el VAR porque no dejaba ninguna duda. No le ayudaron los defensas blancos. Varane, con un pisotón, no empezó la segunda mitad y Ramos, que después jugó todo el partido, casi no empieza por molestias. Durante 60 minutos del encuentro, el equipo de Zidane no fue suficientemente seguro atrás y sufrió la abulia habitual en ataque. Con ese estilo, de balones al pie y poco dinamismo en ataque, cada gol en contra es una losa. Remontar dos es un milagro. Salió Zidane con su equipo habitual ya, con Hazard y Asensio acompañando a Benzema. Al belga se le espera en cada partido y cada partido, por tanto, es una pequeña decepción, porque no termina de arrancar. Dejó un pase a Asensio justo cuando el Madrid comenzaba a despertar, pero poco más. No ha tenido suerte, pero la paciencia no es eterna en el Real Madrid, más bien lo contrario.

Lo sabe Asensio, que ha vuelto antes de que se agote ese límite en el que ya no se espera más a los futbolistas. Fueron sus trallazos los que despertaron al Real Madrid y pusieron el miedo en un cansado Athletic. El primero, el del pase de Hazard, se fue al palo, el segundo al larguero. Tembló en los dos la portería y ese tembleque se metió en la sangre de los de Marcelino. Tenían el partido controlado y el resultado también hasta ese moemomento, después se le hizo muy largo todo.

El Athletic había hecho todo lo que debía: aprovechar los errores y defenderse con orden. Le valió los sesenta minutos en los que el Madrid jugó como si nada, sin prisa y sin ideas. Marcelino da carácter a todos los equipos que entrena y el Athletic lo necesita. En el partido de LaLiga, en Valdebebas, plantó cara hasta que a Raúl García se le fue la cabeza y fue expulsado. En la Supercopa, se vengó: marcó el primero tras el error de Lucas y no falló el penalti. El Athletic probablemente no esperaba un encuentro tan plácido.

El control del Madrid fue inútil hasta el tramo final. Una vez la cercanía del abismo cambio el ritmo del equipo de Zidane. Asensio tiró de los suyos y por fin el todavía campeón dio la sensación de estar vivo y tener ganas de jugar final. Apretó los dientes y fue a por el rival, como manda su orgullo. Tuvo ocasiones, un gol anulado, el tanto bueno de Karim Benzema y un tiro final de Mendyque se marchó fuera. Es una pena que cayera en el francés. Es una pena que el Madrid sólo se sienta vivo cuando ve la muerte.

Courtois, Lucas Vázquez, Varane, Ramos, Mendy; Modric, Casemiro, Kroos; Asensio, Benzema y Asensio es el once del Real Madrid de Zidane para la semifinal de la Supercopa contra el Athletic

El Athletic juega con: Unai Simón; Capa, Nuñez, Iñigo Martínez, Balenziaga; De Marcos, Dani García, Vencedor, Muniain; Raúl García y Williams.