La increíble millonada que pagaría Tyson por una paloma

El boxeador es un gran aficionado a los animales y en especial a las aves

FILE PHOTO: Mike Tyson takes questions during a press conference at the MGM Grand Hotel in Las Vegas ahead of his WBA heavyweight title rematch against Evander Holyfield.
Mike Tyson siente pasión por las palomas desde que era niño.STRINGER .Reuters

Mike Tyson siente pasión por los animales, en especial por las palomas, que de niño le ayudaron a superar el acoso escolar que sufría. Desde pequeño se aficionó a criar palomas mensajeras y en una conversación para su podcast con César Millán, conocido como el encantador de perros, demostró su conocimiento del mundo de la colombofilia.

Tyson le contó a Millán que de niño tenía jaulas con palomas en la azotea del edificio en el que vivía en Nueva York y que la cría de estas aves le ayudó a superar el bullying. “No entiendo por qué la gente quiere deshacerse de las palomas, no molestan a nadie”, aseguró el boxeador.

¿Por qué una paloma vale dos dólares y otra, dos millones? ¿Sabes por qué? Es por quién era su madre o por quién era su padre. Es por su linaje familiar”, le contó Tyson a Millán a quien le confesó cuánto sería capaz de pagar por una paloma con buen pedigrí: “Pagaría los dos millones de dólares, vale la pena”.

Su amor por las palomas, de las que dice que “son muy parecidas a las personas”, provocó un grave enfrentamiento de Tyson con un trabajador del servicio de basura cuando el boxeador tenía 10 años.

“Dejé un momento la jaula en la puerta de mi casa y entré a buscar algo. Cuando regresé vi a un hombre del servicio de limpieza meter la jaula en la trituradora del camión. Lo fui a buscar y lancé a su sien una mano derecha que lo dejó fuera de combate”, contó.

La relación de Tyson con las palomas quedó reflejada en la serie de dibujos animados Mike Tyson Mysteries, en la que el boxeador resuelve diferentes casos acompañado de su socia, una paloma.

Recientemente, Tyson volvió a subirse al ring en un combate con Roy Jones Jr que despertó una enorme expectación y en el que se recaudaron, solo en derechos televisivos, 66 millones de euros.

Adicto al sexo, en marzo de 2020 Tyson reconoció en el podcast Hotboxin que un maratón sexual provocó la primera derrota de su carrera, contra James Douglas. En esa época estaba casado con Robin Givens, quien tuvo que sufrir numerosas infidelidades por parte del boxeador.