Fútbol

Real Madrid - Barcelona: ¿el último Clásico de Messi?

Todo esto se perdería el gran partido si el argentino abandona el club azulgrana

Una de las imágenes icónicas de Messi en el Bernabéu
Una de las imágenes icónicas de Messi en el Bernabéu FOTO: La Razón (Custom Credit)

«Messi que se quede, está bien ahí en el Barcelona», dice Zinedine Zidane, entrenador de eterno rival. Pero la realidad es que el futuro del argentino sigue en el aire. Parece contento últimamente y el conjunto azulgrana está peleando por ganar títulos, pese a la nueva decepción en la Champions. En Copa está en la final y la Liga la puede luchar hasta el final, pase lo que pase en el Clásico. «El resultado no será decisivo porque después quedarán muchas jornadas y cada equipo tendrá complicado ganar todos los partidos. Pero el que gane sí dará un golpe moral importante», opina Ronald Koeman.

El caso es que si el conjunto azulgrana vence alejará al Real Madrid a cinco puntos. Con esa idea se planta en un partido que puede no ser uno más por otro motivo. Si Messi no ha cambiado de opinión y cumple su amenaza un año después y abandona el club de su vida en verano, será su último Clásico contra el Real Madrid vestido de azulgrana. Ha hecho historia el «10» contra el gran rival, con goles y fotos icónicas en el Bernabéu y triunfos muy importantes, siendo protagonista. Hasta ahora, sumando todas las competiciones, se ha medido 44 veces a los blancos y ha conseguido 26 tantos. Pero es verdad que su peso en estos duelos últimamente ha descendido. Arrastra Leo una pequeña maldición, ya que desde que se marchó Cristiano Ronaldo a la Juventus no ha conseguido ni marcar ni asistir ante el Real Madrid. Su última diana fue el 6 de mayo de 2018, logrando uno de los goles en el 2-2 que se dio en el Camp Nou. Desde ahí se ha repetido siete veces el mayúsculo duelo y Messi se perdió una, el 5-1 de los azulgrana cuando Lopetegui ocupaba el banquillo rival. En los otros seis ha participado sin ser letal. «Necesitamos al mejor Messi y al mejor Barça. Para ganar hay que estar perfecto. Por nuestros ataques y nuestros movimientos, necesitamos a Leo. Ojalá sea decisivo», opinó Ronald Koeman.

Y sólo hay que mirar los datos para ver que tiene razón, porque, aunque el capitán empezó a fuego lento, ya es el «Pichichi» de la Liga, con 23 goles en los 27 partidos que ha disputado, a lo que suma 10 asistencias. El juego ofensivo de los catalanes sigue pasando por Messi este año, el que viene ya se verá.