Real Madrid

Los secretos jamás revelados de los Galácticos del Real Madrid: “Menos mal que no teníamos Instagram...”

Firmaron una de las épocas más brillantes de club pero también vivieron las fiestas más escandalosas que se recuerdan en el fútbol

Ronaldo junto a Roberto Carlos, dos integrantes del Madrid de los galácticos
Ronaldo junto a Roberto Carlos, dos integrantes del Madrid de los galácticosArchivolarazon

El documental Galácticos producido por ESPN cuenta con lujo de detalles los hitos más importantes de aquella era que marcó un antes y un después en la historia del club. Desde la llegada del actual Presidente Florentino Pérez hasta una renuncia en 2006 tras confesar que había “maleducado a los jugadores”.

La historia (Capítulo 1, titulado “La Familia”) comienza con el plan de Florentino para ganar las elecciones presidenciales de la institución en el año 2000. El candidato elegiría una carta ganadora y acentuaría la rivalidad con el Barcelona: la traición de Luis Figo.

La estrategia de Florentino para fichar a Figo fue simple: seducir a su representante. ¿Cómo? Con dinero. Tanto hincapié hizo el directivo para contar con los servicios del lusitano que llegó a hacerle firmar un contrato con una cláusula que afirmaba que si el portugués no firmaba con Real Madrid esa temporada, debería pagarle 500 millones de pesetas al club. Con ese poder de convencimiento arrancó su mandato.

Así comenzaba la era de los ‘Galácticos’. Un término que se acuñó por la coincidencia en la misma plantilla de algunos de los mejores futbolistas del momento: Luis Figo, Zinedine Zidane, Ronaldo, David Beckham, Roberto Carlos, Raúl... Unos años de gloria y sordidez a partes iguales que ahora se desgrana en la pequeña pantalla.

Pero no todos era el brillo deportivo y el Real Madrid de los galácticos esconde numerosos secretos. El segundo episodio de ESPN sobre el Real Madrid de los Galácticos trata sobre las famosas fiestas con ‘autobuses llenos de señoritas’ del conjunto blanco.

Vicente del Bosque fue fundamental para lidiar con este mundillo que podía traerle problemas de un día para otro. Helguera reveló: “Muchas veces daba días libres. Sabía que algunos necesitaban dos días más de vacaciones que otros y se los daba. Ellos podían hacerse sus fiestas sin ningún problema. Es verdad que había muchas más mujeres de lo que pensabas. Un día llevé a mi mujer y dijo ‘no, no, vámonos que esto no es lo adecuado’”. El ex director de Comunicaciones Joaquín Maroto reveló que algunos hacían dos fiestas de cumpleaños: a unas acudían algunos futbolistas y, a otras, otros.

“Eramos una banda de locos”

El canterano Rubén González admitió que “no hay ninguna anécdota que se pueda contar”, mientras que el francés Claude Makélélé dijo entre risas: “No teníamos Facebook ni Instagram. Menos mal, menos mal...”. Roberto Carlos, quien ya había dado precisiones de lo que acontecía en ese vestidor y grupo, habló del “cumpleaños del autobús” y manifestó: “Éramos una banda de locos. Del Bosque lo entendía a la perfección y ponía los entrenamientos a la tarde. Los entrenamientos de lunes o martes eran a las 5 de la tarde. No los ponía nunca a las 11 de la mañana porque nadie llegaba”.

El documental también desgrana como el vestuario se fue resquebrajando con la llegada de Ronaldo, la marcha de Morientes, el fin de ciclo de Vicente del Bosque o de Fernando Hierro hasta llegar a la renuncia de Florentino Pérez no sin antes confesar: “He maleducado a los jugadores”.