Fútbol

Savic. El Atlético pierde el espíritu de Godín

El montenegrino, que es el defensa más utilizado por Simeone, no estará en Valladolid por sanción. Es el momento de Giménez

Savic se encara con Budimir
Savic se encara con BudimirJUAN MEDINAREUTERS

El Atlético ya no tiene a Godín, pero ha encontrado un líder para la defensa en Stefan Savic. El montenegrino es el más utilizado por Simeone en la línea de atrás y el quinto del equipo que más partidos ha jugado, por detrás de Correa, Oblak, Koke y Llorente.

Pero Simeone no podrá contar con él para la final de Valladolid. Vio la amarilla contra Osasuna por una bronca con Budimir después del gol del delantero croata. Se encararon y vieron una tarjeta cada uno. La de Savic con consecuencias terribles para el Atlético, que pierde al jefe de la defensa por acumulación de amonestaciones para el decisivo último partido de Liga.

Savic ha jugado 42 partidos esta temporada y en Liga sólo se ha perdido uno por decisión de Simeone, el segundo del curso contra el Huesca. Se perdió dos más por sanción y uno por una gastroenteritis.

Simeone ha construido su defensa a través de él. Ha cambiado de sistema para jugar con dos centrales o con tres y ha rotado a los jugadores, pero Savic siempre estaba. Su único aspecto negativo es que sólo ha marcado un gol en sus incorporaciones a balón parado y no aportó mucho porque fue contra el Athletic, en la derrota del equipo en San Mamés.

Savic no era el elegido para liderar la defensa rojiblanca, pero su rendimiento se ha impuesto sobre los demás. El montenegrino es el prototipo de jugador del Atlético que definió el «Mono» Burgos cuando era ayudante de Simeone. «Los podemos mandar a la guerra con una cuchara», decía cuando era el segundo entrenador del equipo rojiblanco. Y allá que va Savic sin miedo y sin hacer prisioneros.

El montenegrino ha ocupado el puesto que correspondía a Giménez en la cabeza de Simeone. El uruguayo era el heredero designado por su compatriota Godín, el héroe de Liga de 2014 con su gol en el Camp Nou. Entonces Giménez era sólo un aprendiz de 19 años que apenas disputó un partido en el campeonato, aunque eso no le impidió ser titular con su selección ese mismo año en el Mundial de Brasil al lado de su maestro.

Pero las lesiones le han castigado demasiado en los últimos meses. Se ha perdido nueve partidos de Liga por problemas musculares y tres por el coronavirus. Le ha costado encontrar la continuidad y en los últimos tres partidos de Liga Simeone no ha contado con él.

Es una historia repetida para Giménez, que el año pasado ya sufrió mucho con las lesiones. Jugó sólo 27 partidos –esta temporada lleva 25– entre todas las competiciones. Se perdió quince partidos por lesión. Demasiadas ausencias para el jugador que debía mandar desde el fondo.

«José está haciendo todo lo imposible por acercarse a estar con el grupo. Lo necesitamos, más allá de que le toque jugar o no, es importante su presencia», admitía Simeone antes de enfrentarse a la Real Sociedad la semana pasada. Y ahora le resulta más necesario que nunca.

Sólo en uno de los partidos que disputó entró desde el banquillo, y sólo dejó de completar otros dos encuentros, aunque en uno de ellos fue sustituido en el minuto 82. Eso demuestra lo importante que el uruguayo es para Simeone.

Se ha hablado de que Giménez es uno de los posibles descartes del Atlético para la próxima temporada, pero él quiere hacerse imprescindible para Simeone. Y, si es posible, siguiendo los pasos de Godín en 2014. El maestro marca el camino y Giménez quiere dar la respuesta que Simeone lleva tiempo esperando para no echar de menos a Savic.