Cinco motivos, según los expertos, por los que un deportista debe beber cerveza

El entrenador personal de Luka Modric, Vlatko Vucetic, reveló hace día que el “truco de la cerveza” es uno de los secretos del gran nivel del centrocampista del Real Madrid

La cerveza es la mejor bebida isotónica según médicos y nutricionistas
La cerveza es la mejor bebida isotónica según médicos y nutricionistas FOTO: Archivo La Razon

Luka Modric, que está a punto de cerrar su renovación con el Real Madrid hasta 2023, es sin duda un jugador clave en el equipo y, a sus 36 años, mantiene un envidiable nivel de juego. ¿Cuál es su secreto?. Su entrenador personal, Vlatko Vucetic, desveló tras la eliminación del Chelsea en Champions, cómo trabaja con el jugador para lograr su estado de forma. “La clave del éxito es que mantenemos a Luka en forma constante, que siempre está entre el 85 y el 100 por ciento, lo que se puede ver en el hecho de que puede soportar no solo 90, sino también 120 minutos de alta intensidad. Esta forma le permite ser uno de los jugadores con menos lesiones. Antes de cada entrenamiento y partido, hace media hora con una banda elástica. Sus músculos se vuelven más elásticos, como si tuviera resortes por todo el cuerpo. Y, por supuesto, haz siempre una recuperación después del partido”, detalló en una entrevista con el portal de noticias croata Jutarnji.

Pero, sin duda, la clave que más llamó la atención fue el “truco de la cerveza”. “Beber una o dos cervezas después de un partido es algo positivo para Módric, porque un bajo porcentaje de alcohol te relaja, y la cerveza, además, tiene varios ingredientes muy positivos”.

La mejor bebida isotónica

Y no es el único, el médico y ex baloncestista Juan Antonio Corbalán también defendió en una entrevista en La Razón las magníficas propiedades de la cerveza. “Es verdad que tiene un poquito de alcohol, pero el resto de contenidos y sustancias de la cerveza son una bebida isotónica perfecta. Todas las bebidas isotónicas de la actualidad, que se supone que son buenas, están copiadas de la composición de la cerveza, menos el alcohol. A mí me gusta y no pasa nada por tomar una buena cerveza y obtener los mejores resultados deportivos”.

Estas afirmaciones, aunque sorprenden a muchos no son algo nuevo. Varios estudios médicos ha demostrado que el consumo moderado de cerveza (con o sin alcohol) después de practicar deporte tiene numerosos beneficios para la salud. Gracias a las propiedades de sus ingredientes, su composición de agua, cebada y lúpulo y su bajo contenido en alcohol. Es por todo ello que nutricionistas y expertos recomiendan a los deportistas incluir en su dieta esta bebida. ¿Quieres saber cuáles son sus beneficios? Estos son los cinco más importantes:

1. Ayuda a rehidratarse:

Investigaciones en medicina deportiva han demostrado que la cerveza puede ser incluso mejor que el agua a la hora de hidratarse después del ejercicio. Esto se debe a que la cerveza es una fuente de agua y de calorías que ayudan a la recuperación del deportista y a una rápida y efectiva rehidratación.

Además, la cerveza se absorbe más rápido que el agua en el estómago debido a que está carbonatada y contiene azúcares y sal.

2. Facilita la recuperación de los músculos cansados o con agujetas:

Debido a su efecto antioxidante, permite una temprana recuperación del metabolismo y evita los dolores musculares que se puedan sufrir tras la práctica deportiva.

3. Calma la sed:

Gracias a su frescura y a las burbujas que se extienden por nuestro cuerpo. Además, según Manuel Castillo-Garzón (catedrático de Fisiología Médica en la Universidad de Granada), para acabar con la sed que se siente tras estar expuesto a altas temperaturas o tras haber realizado ejercicio físico, se necesita beber con sabor, característica que no existe en el agua pero sí en la cerveza.

La cerveza en su mayoría es agua, que es lo primordial que necesita el deportista tras la práctica del ejercicio, pero además incluye otra serie de nutrientes que favorecen una mayor recuperación.

4. Recuperación del metabolismo hormonal e inmunológico:

El consumo moderado de cerveza contribuye a mantener niveles más altos de glucosa en la sangre y ayuda a reducir el estrés. Además, contiene maltodextrinas, carbohidratos de gran interés para la nutrición deportiva que evitan la posibilidad de hipoglucemia.

5. Contiene minerales esenciales para la salud ósea:

La cerveza contiene electrolitos (necesarios para la distribución de agua en el cuerpo) y minerales como el potasio, calcio, fosfato, magnesio, sodio, selenio y flúor. Estos elementos son esenciales para la salud ósea, la función muscular y para poder ejercitarse de manera eficaz y sin riesgo de lesiones.