El feo gesto de Laporta tras ganar el Real Madrid al Barcelona en el Clásico

El presidente del club azulgrana, que vio el partido desde el palco del Santiago Bernabéu, no encajó nada bien la derrota

Joan Laporta, presidente del Barcelona, en el palco del Bernabéu para ver el partido de LaLiga contra el Real Madrid
Joan Laporta, presidente del Barcelona, en el palco del Bernabéu para ver el partido de LaLiga contra el Real Madrid FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Joan Laporta está nervioso. Se juega mucho esta temporada en la que la apuesta económica del club y personal necesita unos resultados positivos que ahora están bien lejos. En la Champions pasar a octavos es un milagro y todo indica que, como el año pasado, el Barcelona va a quedar eliminado a las primeras de cambio. Y en LaLiga, en el primer duelo contra el Madrid, perdió y se queda a tres puntos. Su equipo es frágil, pero Laporta necesita excusas: por eso después del encuentro en el Santiago Bernabéu bajó al vestuario del árbitro a pedir explicaciones por algunas jugadas. “Una vez finalizado el partido y encontrándonos el equipo arbitral dentro del vestuario, accede a él el presidente del FC Barcelona D.Joan Laporta Estruch solicitando explicaciones de forma reiterada sobre algunas situaciones del partido. Ante estos acontecimientos, fue invitado a abandonar el vestuario arbitral, sin más incidencia”, escribía el colegiado en el acta.

“Yo entiendo todo”, dijo Ancelotti tras la reacción de Laporta. “El árbitro ha hecho su partido y me parece que lo ha hecho bien”.

Después Jordi Cruyff, director deportivo del Barcelona, insistió en que no quiere que “sirva de excusa” de la derrota de su equipo 3-1 frente al Real Madrid, pero se mostró sorprendido de que el árbitro no fuera a revisar a la pantalla la acción en la que protestaron un penalti del español Dani Carvajal sobre el polaco Robert Lewandowski con 2-0 en el marcador.

Sin que sirva de excusa, tirando para unos colores, lo normal es que, al menos, se mirase la jugada; y nos sorprende un poco. Que no sirva como excusa para una derrota, pero si se revisa, y hay algo, el resultado hubiese sido diferente hoy. Pero, insisto, no quiero que parezca el argumento de nuestra derrota”, dijo en DAZN.

“El 1-0 ha sido duro para el equipo. Aún sabiendo que el Real Madrid tiene esa dinámica impresionante de robo y transición, nos ha hecho daño porque no nos ha permitido entrar en nuestro juego y nos ha hecho jugar en urgencias”, añadió.

“El fútbol hoy en día es las dos áreas. Antes cuando ganabas el mediocampo tenías muchas posibilidades de ganar el partido, hoy es estar bien en las dos áreas. Jugar aquí siempre es especial y difícil; y los pequeños errores marcan el partido”, continuó.

Por último, pidió al equipo que no le de muchas vueltas a esta derrota.

“Lo bueno de tener un calendario tan comprimido es que no te da mucho tiempo para tener la cabeza metida en esta derrota. Habrá ruido, pero el equipo tiene que aislarse de eso y si te caes tienes que levantarte”, comentó.

Xavi no buscó excusas en el colegiado: ““La nota positiva es que los cambios nos mejoraron y pudimos hacer un 2-2 sin hacer un buen partido. Tuvimos momentos para sacar algo positivo de aquí. El Real Madrid nos ha ganado en madurez y saber competir. Hemos competido peor que el rival, ellos compiten muy bien y saben lo que hay que hacer en cada momento. Es un equipo más maduro en estos momentos”, comentó.

“Cuando no llega el resultado hay que analizar el porqué. Mejoraremos cosas y seremos autocríticos desde el cuerpo técnico”, decía el entrenador azulgrana