Deportes

"No me toques", así reaccionó Morata tras la "colleja"del árbitro del Eibar-Atlético

Ha sido una de las imágenes de la jornada. Arbeloa Rojas dio un toque a Morata en el cuello, que el futbolista interpretó como una colleja. Eso le puso nervioso al delantero rojiblanco, que no entendía por qué el árbitro le había tocado el cuello.

Publicidad

"No me toques", le dice Morata al árbitro, "me has dado una colleja", le grita y luego a todos los que le pregunta, les dice que le ha dado una colleja y no termina de entenderlo.

Los árbitros han recibido la recomendación de no tocar a los jugadores para que no sucedan cosas así.