Fórmula 1

Bragado cumple, Beitia se luce y el 1.500 roza el abismo

Jesús Ángel García Bragado, el abuelo del equipo español con 44 años, celebró con un octavo puesto en 50 km marcha su récord de participaciones en unos Europeos (6), Ruth Beitia accedió de tres saltos a la defensa de su título europeo de altura y el 1.500 español, con un solo superviviente, David Bustos, bordeó el abismo.

García Bragado, de 44 años, presente en todos los grandes campeonatos en las 22 últimas temporadas, ofreció la enésima lección de fiabilidad al terminar octavo en los 50 km marcha más rápidos de la historia, en los que el francés Yohann Diniz logró su tercer oro consecutivo con nuevo récord mundial (3h32:33).

El marchador madrileño, que ya fue subcampeón de Europa en Gotemburgo 2006 y obtuvo medalla de bronce en Múnich 2002, hizo hoy su clásica carrera aparte, adelantando posiciones en el último cuarto hasta conseguir plaza de finalista, octavo con 3h45.41. Su compañero el leonés Francisco Arcilla llegó en el puesto 21 con 4h00:57

Frente a casi cuatro horas de esfuerzo de los marchadores, Ruth Beitia se metió en la final de altura con tres saltos, todos limpios, con el listón en 1,80, 1,85 y 1,89 metros.

La atleta cántabra defenderá su título europeo sin necesidad de hacer la marca de calificación (1.94), ya que sólo diez superaron los 1,89. La lluvia no arredró a la veterana Beitia, medallista de bronce en los Mundiales de Moscú 2013, que partirá en el grupo de favoritas para conseguir una nueva medalla en alta competición, que sería la tercera para ella al aire libre.

El 1.500 español, que antaño llegó a dominar Europa con Fermín Cacho y, antes que él, José Luis González y José Manuel Abascal, estuvo hoy al borde del abismo, pero la recalificación de David Bustos, que fue derribado en la segunda serie por una maniobra irregular del austríaco Andreas Vojta, evitó el desastre total.

Bustos, que había llegado el último a la meta, será el único representante español en la final. El campeón de España, Manuel Olmedo, y el subcampeón, Adel Mechaal, cayeron en la primera ronda.

Olmedo reconoció que ninguno de los mediofondistas españoles actuales "está a nivel mundial". El sevillano quedó eliminado con un séptimo puesto en una carrera masiva (16 participantes) plagada de tropezones en la que se quedó clavado a mitad de recta, cuando se había abierto paso entre la masa de corredores. "Demasiados tropezones, demasiados cambios en el último 500, lo he pagado y aquí acaba todo", afirmó.

En la primera serie Mechaal tiró durante un par de vueltas y agotó sus energías. En el último giro no le quedaba nada. Cruzó la meta decimotercero con 3:47.60.

En 3.000 metros obstáculos, la madrileña Diana Martín repetirá final gracias a su quinto puesto en la segunda serie siguiendo la ley del mínimo gasto.

La discípula de Antonio Serrano, que venía de conseguir el título nacional dos semanas antes en Madrid, se limitó a seguir el ritmo de la cabeza y sólo a tres vueltas del final tuvo que abandonar sus precauciones para reducir el corte que habían hecho cinco atletas.

Martín entró en el último giro en el grupo delantero de seis y esperó fríamente a los últimos metros para adelantar a la quinta y hacerse con la última plaza directa de finalista con 9:52.63. Su compañera Teresa Urbina se retiró en la primera serie, cuando ya iba descolgada.

Los lanzamientos femeninos no reportaron hoy ningún éxito a España. Lamurciana Úrsula Ruiz y la leonesa Sabina Asenjo quedaron eliminadas hoy, muy lejos de sus prestaciones habituales, en las rondas de clasificación de peso y disco, respectivamente.

Las dos lanzadoras rindieron mal bajo la lluvia. En el círculo de peso, Úrsula Ruiz no alcanzó los 16 metros en ninguno de sus tres lanzamientos: 15,79, 15,70 y 15,75. Asenjo ni siquiera fue capaz de hacer marca. Sus tres lanzamientos desde la jaula del disco fueron nulos.