MENÚ
domingo 19 mayo 2019
04:53
Actualizado

Fallece Billy McNeill, el primer británico en levantar la Copa de Europa

Era el capitán del Celtic que ganó la final al Inter en 1967 y hace unos días recibió el trofeo "One Club Man" que entrega el Athletic

  • Fallece Billy McNeill, el primer británico en levantar la Copa de Europa
    /

    REUTERS

  • Fallece Billy McNeill, el primer británico en levantar la Copa de Europa
    /

    "Reuters Staff" / REUTERS

  • Fallece Billy McNeill, el primer británico en levantar la Copa de Europa
    /

    AP

Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

23 de abril de 2019. 15:51h

Comentada
Domingo García.  Madrid. 23/4/2019

La demencia le impedía ya recordar sus hazañas, pero Billy McNeill (2 de marzo de 1940) abrió caminos que otros pisaron después. Él era capitán de aquel Celtic que entrenaba Jock Stein y que llevó al fútbol británico a ganar por primera vez la Copa de Europa. Tuvo que esperar hasta 1967, cuando Gento ya había conseguido seis títulos continentales, pero nadie en las islas había levantado el trofeo antes que él. McNeill fue el primer británico en recibir la Copa de Europa como capitán de su equipo, que había derrotado al Inter de Helenio Herrera en Lisboa (2-1).

Aquél fue su momento de mayor felicidad deportiva, pero también le produjo una gran tristeza. En la locura de la celebración se separó de sus compañeros y recibió solo el trofeo, sin ningún compañero al que abrazarse. Era el líder, además del capitán del equipo, y una celebridad en su país. Cuando se casó, en 1963, su mujer, Liz, era bailarina de un programa de televisión. Eran la pareja del año.

McNeill era diferente, era el único de aquel equipo que tenía coche. Era una leyenda del Celtic y del fútbol europeo, pero pudo no haberlo sido. Fue Jock Stein el que lo llevó al club siendo un chaval. Pero cuando Stein abandonó el club, las dudas se apoderaron de Billy, que buscaba una salida de un equipo a la deriva. El regreso de Stein en 1965 fue decisivo para él y para el club. Sólo dos años después se convirtieron en el primer club británico en ganar la Copa de Europa. Pero, además, ganaron 9 ligas consecutivas y varios trofeos escoceses más.

Cuando se retiró quiso apartarse del fútbol y dedicarse a los negocios, pero sin éxito. Regresó al Celtic para sustituir a Jock Stein como entrenador en 1978. También triunfó, pero ya se dio cuenta de que el club no podía competir económicamente. Devolvió al Manchester City a la máxima categoría del fútbol inglés y también entrenó al Aston Villa antes de regresar de nuevo al Celtic en 1987. Cuatro años después terminó su carrera como entrenador. En 2009 lo nombraron embajador del club, pero la demencia le fue diagnosticada sólo un año más tarde.

Desde 2015 una estatua suya con la Copa de Europa preside la entrada a Celtic Park, el estadio de su club de siempre, con el que disputó 822 partidos repartidos en 18 temporadas. Más que nadie con la camiseta con la camiseta blanquiverde. Por eso hace unos días el Athletic le entregó el premio "One Club Man", que dedica a los futbolistas que sólo han defendido una camiseta en su carrera. Los problemas de salud del escocés le impidieron trasladarse a Bilbao para recibir el trofeo en San Mamés, como es costumbre. Fue otra leyenda, Iribar, el que viajó hasta Escocia para entregar el trofeo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas