Deportes

Lo que a Xavi le gusta del Real Madrid

El icónico futbolista disputa su primer Clásico como entrenador. Lo ve como “un examen para saber dónde está el Barcelona”

Aparte de Messi, el jugador más icónico del Barcelona de los mejores tiempos recientes en los Clásicos era Xavi. El centrocampista era la brújula, el reflejo del estilo de juego del que siempre sacaba pecho, a veces como haciendo de menos al gran rival «y su suerte» y «sus transiciones». Pero el ex «6» tenía una cosa clara, algo que siempre destacaba del Real Madrid. Que envidiaba incluso: «Su jeta, su chulería». «Te dicen convencidos: ‘’Te-va-mos-a-ga-nar”. Y nosotros estamos pensando: “Ay, ay, ay”. Somos unos sufridores y ellos son muy chulitos. Después se la comen con patatas, pero da igual: al siguiente partido vuelven a pensar que son el Re-al-Ma-drí. Eso me fascina», dijo en una entrevista en «El País» en 2009.

Esa capacidad competitiva y confianza la ensalzó siempre y asegura que con Guardiola también la tuvo el Barcelona. Pero ahora no hay ni rastro en el Camp Nou. Se queja amargamente el entrenador cuando su equipo se deshace en los minutos finales, como contra el Mallorca, aunque le salvó Ter Stegen, o el Granada y no tiene madurez ni valentía para leer el siguiente movimiento y atacar o quedarse con la pelota hasta dormir el encuentro. Pero es optimista. Es una búsqueda: «Pienso en el trabajo que hemos hecho, llevo dos meses y veo cosas positivas. Hemos mejorado mucho. El futbolista está cogiendo el modelo, hay que controlar los partidos y matarlos cuando podemos. Si contra el Granada metemos el segundo, hubiéramos dicho que fue un buen partido. Son detalles a controlar», analizó en la previa de la semifinal de la Supercopa. Para crecer pide la paciencia que escasea en el fútbol actual porque tiene jugadores muy jóvenes, a los que en Arabia se han unido Ferran Torres, ya por fin inscrito, y Pedri y Ansu, recuperados de sus lesiones, que no serán titulares, «pero pueden tener su protagonismo y ayudar».

Después de 42 Clásicos vestido de corto, en los que las vio de todos los colores, le toca sufrir por primera vez desde la banda esa competitividad del Madrid, con un añadido. «Son el equipo que está en mejor forma de España», según sus palabras. «Para nosotros va a ser un examen para saber dónde estamos. Puede ser un punto de inflexión, te mete en una final y da moral y credibilidad al proyecto. Al acabar, seremos realistas con lo que suceda, ganemos o perdamos, y a seguir trabajando», añade.