Deportes

Los actores Ryan Reynolds y Rob McElhenney pagan 365 gin-tonics a los aficionados de su equipo

Son los propietarios del Wrexham galés, que milita en la quinta división de Inglaterra

El actor Ryan Reynolds.
El actor Ryan Reynolds. FOTO: Charles Sykes Charles Sykes/Invision/AP

Hace un año, los actores Ryan Reynolds y Rob McElhenney decidieron invertir lejos de Hollywood y compraron el Wrexham, un modesto club de fútbol galés que actualmente compite en la National League de Inglaterra, la quinta división. Para celebrar este aniversario, Reynolds, conocido por su participación en películas como Deadpool, Buried o, y McElhenney decidieron invitar a los aficionados de su equipo a 365 gin-tonics.

Lo hicieron a través de una nota publicada en las redes sociales del club: “Estimado Wrexham. En primer lugar, gracias por leer esta nota. No estábamos seguros de si alguien alguna vez miró esto. Solo un mensaje rápido para darles las gracias a todos y cada uno de ustedes en nuestro primer aniversario en el club. El amor y la adoración por el Wrexham FC es diferente a todo lo que hemos visto antes. Por eso hemos puesto 365 Aviation gin-tonics detrás de la barra. Tómese uno a nuestra cuenta. Hasta que volvamos a hablar, a través de un folleto publicado al azar o de otra manera, salud, Rob y Ryan”. La invitación se produjo en The Turf Hotel, situado junto al estadio del club, Racecourse Ground, del que sus aficionados presumen por ser el más antiguo del mundo.

Fundado en 1864 y considerado el tercer club más antiguo del mundo, el Wrexham, apodado Los Dragones Rojos, ocupa la séptima posición, a nueve puntos del líder, y lucha por ascender a la League Two, la cuarta división profesional en Inglaterra. Caído en bancarrota, en 2011 el club pasó a ser propiedad de sus aficionados, que en 2020 decidieron venderlo a esta pareja de actores de Hollywood. Se calcula que desde que aterrizaron en el club han invertido 2,4 millones de euros.

Ryan Reynolds y Rob McElhenney se comprometieron a saldar la deuda que tiene la entidad y en el tiempo que llevan en el club han creado un importante vínculo con la afición. Los seguidores no olvidan el gesto de Reynolds y McElhenney de donar 12.000 euros a la caridad después de la muerte de un hijo de Jordan Davies, centrocampista del Wrexham.