MENÚ
sábado 17 agosto 2019
00:19
Actualizado

Brasil encuentra el camino

Los goles de Coutinho y Neymar al final del partido dan la primera victoria a los grandes favoritos. La segunda parte fue un acoso constante a Costa Rica

  • Coutinho celebra el 1-0 con sus compañeros. EFE
    Coutinho celebra el 1-0 con sus compañeros. EFE
true
San Petersburgo (Rusia).

Tiempo de lectura 4 min.

22 de junio de 2018. 20:45h

Comentada
José Aguado San Petersburgo (Rusia). 22/6/2018

En la segunda jornada del Mundial ya empiezan las necesidades y las urgencias y llega un momento en el que los equipos tienen que lanzarse hacia delante o asomarse al abismo. Le pasó a Argentina y le pudo el terror; le ha sucedido a Brasil, pero consiguió conjugar el pánico yéndose hacia delante, encerrando a Costa Rica y venciendo al final en un encuentro que durante toda la segunda mitad mereció ganar. La selección de Keylor Navas, otra vez el mejor de su equipo se despide de Rusia sin apenas dejar nada. Mucho orden, un gran portero, pero poco peso en general. Cuando llegó el momento de irse arriba era tarde y recibió otro gol. Lo que mejor hizo fue defender o aguantar. No hubo más plan que ese y le condenó.

Brasil mostró su mejor cara, la del equipo que da miedo cuando después del descanso Tite, el seleccionador, quitó a William para dar paso a Douglas Costa en la banda derecha y construir así otra vía de acceso hacia el área contraria. Antes del descanso, el ataque brasileño fue monótono, regular y sin imaginación, siempre por la banda izquierda, donde el peso de Marcelo, Coutinho y Neymar hace que se incline todo el equipo para allá. Pero da la impresión que esos tres talentos más que ayudarse se molestan, como se quitan espacio. Marcelo apenas subió para desbordar y Neymar era superado por las faltas rivales o por sí mismo. Como le está pasando a muchas estrellas durante los primeros partidos del Mundial, el brasileño parece superado por lo que se espera de él. Según pasaban los minutos se fue desesperando, vencido por su propio carácter y cuando en la segunda mitad, el VAR rectificó la decisión del colegiado y deshizo el penalti que la caída de Neymar había provocado, el brasileño a punto estuvo de perder la cabeza. No lo hizo y ayudó a su equipo a ganar.

Costa Rica estuvo más entera antes del descanso, antes de que Brasil cambiara de ritmo y le empujara atrás sin posibilidad de salir. El equipo de Keylor Navas hizo un par de aproximaciones, pero lo más importante es que mantuvo al contrario lejos de la portería. No estaba muy claro cuál era el plan de la selección. Quizá esperaba tener más opciones después o jugar con los nervios de los favoritos, pero su segunda mitad dejó una impresión muy pobre. En cuatro años, desde que en 2014 llegaron a los cuartos de final, Costa Rica ha dado muchos pasos para atrás. Fiártelo todo a tu portero es una apuesta llena de riesgos.

Con Douglas Costa en el campo, Costa Rica no encontraba la manera de tapar todas las vías de agua. Ahora Brasil era más imprevisible, más rápida y, sobre todo, más necesitada. Y según pasaban los minutos, más valiente. Tité quitó a Paulinho, dejó sólo a Casemiro de mediocentro y dio paso a Firmino. Aquello ya era una avalancha y la única opción de Costa Rica era resistir de cualquier manera. A su favor, que pasaban los minutos, Brasil no marcaba y los nervios empezaban a aflorar. Keylor despejó la ocasión más clara de Neymar, el VAR negó un penalti, Brasil vivía en el área rival, con Marcelo ya siendo Marcelo en campo rival, Costa haciendo daño por el otro lado y Neymar dispuesto a todo. Fue un centro de Marcelo, que cabeceó Firmino y remató llegando desde atrás Coutinho.

Quedaban apenas diez minutos y Costa Rica se rindió. No fue capaz de ir a por el empate. Estaba ko y desajustada. Lo aprovechó Neymar para estrenarse en el Mundial. Brasil ya está aquí.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs