MENÚ
viernes 21 septiembre 2018
13:38
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Eternamente Joaquín

  • El centrocampista del Real Betis Joaquín Sánchez (i) celebra su gol. Foto: Efe
    El centrocampista del Real Betis Joaquín Sánchez (i) celebra su gol. Foto: Efe
Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

03 de septiembre de 2018. 04:01h

Comentada
Lucas Haurie .  Sevilla. 2/9/2018

Doce años largos hacía que el Betis no ganaba un derbi como local, desde aquel 2006 en el que Joaquín se aprestaba a jugar su segundo Mundial. Ha pasado una vida, España fue campeona de todo y el portuense se fue a Valencia, y luego a Málaga y Florencia. Volvió con 34, ¿para retirarse? Nada de eso, para convertirse en la estrella de un equipo en crecimiento. Anoche jugó su vigésimo derbi; y lo decidió marcando el único gol del partido.

Aunque sus ideas difieren por completo, Setién y Machín colocaron de salida a sus hombres como en un espejo, ya que ambos emplean un dibujo idéntico: tres centrales, dos carrileros muy abierto, cuatro centrocampistas y un punta. Tácticamente, los rivales se neutralizaban o, más bien, fiaban su suerte a que los futbolistas ganasen duelos individuales, como los que Canales ganó a Sergi Gómez durante toda la primera parte. En el primer tramo del encuentro, pese a la ausencia de ocasiones claras, dominaba el Betis a un Sevilla demasiado pendiente de que sus defensores no sufriesen.

Es frecuente que se use la palabra «choque» como sinónimo de partido y es pertinente, en este derbi, emplearla también en su acepción de «colisión», ya que los vecinos afrontaban el duelo con ganas y eso se notó desde la primera caricia de Roque Mesa a William Carvalho y desde el primer salto de Feddal con André Silva. Las dos plantillas están plagadas de finos estilistas, pero este 2 de septiembre era el día de los machos. Así, nos fuimos todos al descanso sin la excitación de las ocasiones (acaso un gol bien anulado por el VAR a Canales) pero con la adrenalina supurando a granel.

Las precauciones de la primera mitad se convirtieron en conservadurismo a la vuelta de vestuarios, que degeneraba en pánico a medida que iban transcurriendo los minutos. Los contendientes esperaban aprovechar un error y éste fue doble por parte del Sevilla. Machín no sacó a Roque Mesa, que estaba revolucionado desde el primer minuto, y el canario se enredó con Pau López para ganarse una segunda amonestación tan justa como estúpida.

La superioridad numérica configuró el partido que menos le gusta al Betis, incómodo cuando el rival se encierra y el Sevilla, con diez, lo hizo sin ningún complejo sostenido por Gonalons, que es una viga maestra. Para el cuarto de hora final, Setién sacó a su gran desatascador, Joaquín Sánchez. Estaba escrito, porque al capitán lo han tocado los dioses. En su primer balón, con cabezazo en el segundo palo para rematar un centro excepcional de Mandi, puso al Betis por delante. Así celebró el crack su vigésimo derbi sevillano.

Al Sevilla apenas le quedaban arrestos para colgar un par de balones al área que no pudo rematar y el Betis, que acabó con dos más porque Mercado se hubo de ir en camilla, administró su renta con mimo para sumar la primera victoria de la temporada. La más dulce, la que le debe a un artistazo de El Puerto de Santa María.

- Ficha técnica:

1 - Betis: Pau López; Mandi, Bartra (Sidnei, m.88), Feddal; Tello, William Carvalho (Joaquín, m.74), Guardado, Junior; Canales, Inui; Loren (Sanabria, m.59).

0 - Sevilla: Vaclik; Mercado, Kjaer (Promes, m.86), Sergi Gómez; Jesús Navas, Roque Mesa, Banega, Arana (Aleix Vidal, m.85); Sarabia, André Silva, Franco Vázquez (Gonalons, m.60).

Gol: 1-0, M.80: Joaquín.

Árbitro: Jesús Gil Manzano (Comité Extremeño). Expulsó por doble amarilla al sevillista Roque Mesa, que las vio en los minutos 48+ y 66. Además, amonestó a los locales William Carvalho (m.30) y Canales (m.64), y a los visitantes Mercado (m.42), André Silva (m.46+), Kjaer (m.71) y Sarabia (m.81).

Incidencias: Partido de la tercera jornada de LaLiga Santander, disputado en el Benito Villamarín ante 53.451 espectadores, entre ellos unos 600 sevillistas en la zona acotada para los visitantes, que llenaron prácticamente el estadio. Césped en buen estado. El argentino Gabriel Mercado, del Sevilla, fue retirado en camilla en el sexto minuto del tiempo añadido tras recibir un golpe.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs