Los 22 de Zidane

El entrenador del Real Madrid administra el equipo para que todos sean importantes. Lucas Vázquez es el jugador que más partidos ha disputado en Liga.

Zidane felicita a Isco por su partido en Riazor
Zidane felicita a Isco por su partido en Riazor

El entrenador del Real Madrid administra el equipo para que todos sean importantes. Lucas Vázquez es el jugador que más partidos ha disputado en Liga.

Lucas Vázquez es el jugador del Real Madrid que más partidos ha jugado esta temporada en Liga. Isco, el segundo. Las estadísticas indican la importancia de los suplentes para Zidane más allá de encuentros como el del miércoles en Riazor, cuando sólo Nacho y Marcelo se mantuvieron del equipo que tres días antes había perdido contra el Barcelona. Nacho, Kovacic y Morata también están entre los once que más encuentros han disputado en el campeonato. Aunque una segunda lectura a los números indica claramente su vocación de banquillo. Lucas sólo ha sido titular en 11 de los 29 partidos que ha jugado; Isco, en 16 de 27 y Morata, en 12 de 22.

«Me quedo con la sensación de que todos los jugadores son importantes y lo demuestran cada vez que tienen la oportunidad. Luego vamos a ver el sábado y el martes, porque la complicación es que luego tengo que elegir y después de esta actuación es complicado decirle a uno que no va a jugar el partido siguiente. Pero todos entienden esta complicación», decía Zidane tras golear al Deportivo.

«No hay equipo A ni B y esto es gracias al entrenador», asegura Nacho. El central ha sabido aprovechar las lesiones, que lo han obligado a ser titular al lado de Sergio Ramos en los encuentros anteriores y de Varane, en Riazor. Eso y su polivalencia hacen que casi siempre que juegue sea desde el comienzo. Ser defensa también influye, no es un recurso para cambiar partidos que se complican, como sucede con Asensio o James, que entraron en la segunda mitad contra el Barcelona. Nacho ha sido titular en 21 de los 25 partidos que ha jugado.

Zidane ha conseguido que todos los futbolistas se sientan integrados en el grupo. Consigue que Cristiano se quede en casa descansando y el equipo haga una exhibición. En otras épocas, cuando las estrellas eran once y el banquillo se debilitaba, las rotaciones castigaban al Madrid con resultados como la eliminación temprana de la Copa en Toledo. Es complicado tener a 22 futbolistas enganchados al equipo. Sólo Fabio Coentrao y Rubén Yáñez, el tercer portero, saben que no van a jugar nunca. El resto siempre encuentra una oportunidad, a pesar de que algunos, como Isco, reclaman más presencia en el campo con sus actuaciones. «Ha sido tremendo el partido que ha hecho Isco. Tiene una facilidad con el balón que le permite hacer cosas que muy pocos pueden hacer y últimamente tiene una confianza que demuestra en el campo», aseguraba el entrenador después de ganar en La Coruña.

La presencia del malagueño se diluye en los partidos importantes. No jugó ni un solo minuto contra el Barcelona y en la Liga de Campeones sólo ha participado en dos encuentros. Pero cuando juega, como sucedió en el partido de Liga contra el Atlético disputado en el Vicente Calderón, es decisivo. Se adueñó de la mediapunta con la misma facilidad con la que lo hace cuando juegan los suplentes. Isco es el líder de los secundarios, como demostró también en El Molinón, contra el Sporting. Se empeñó en ganar el partido y lo ganó.

Isco se ofrece como solución para ocupar el hueco que deja Bale en la eliminatoria contra el Atlético. También Asensio, que ha marcado en todas las competiciones y ha demostrado con sus actuaciones contra el Bayern y el Barcelona que no le asustan los grandes rivales. Ha marcado tres goles en 19 partidos de Liga.

La aportación goleadora de los suplentes es otro de los aspectos que llevan al Real Madrid a depender de sí mismo. Cristiano sigue siendo la referencia en el área –ha marcado 19– pero le siguen en acierto Morata e Isco. Trece tantos lleva Morata y tres menos su compañero. Benzema, que ha sido titular en 20 de los 25 partidos que acumula, se queda en nueve.

El entrenador del Real Madrid ha conseguido incluso recuperar a James, que parecía una causa perdida antes de llegar al parón navideño. El colombiano ha marcado seis goles en Liga, tres de ellos en los dos últimos partidos, y hasta ha recuperado la sonrisa.

Y Casilla ha ocupado la portería en diez partidos de Liga. Su presencia ha servido para tapar las ausencias de Keylor por lesión, para dar aire al costarricense cuando el ambiente se complicaba en el Bernabéu y para tener preparado al ex portero del Espanyol. Zidane es consciente de que necesita a todos. Con él, todos cuentan.