Deportes

Valentino Rossi se va: anuncia su retirada tras 25 años. “Es un momento triste, pero fue fantástico”

“Esta temporada será mi última como piloto de MotoGP. “me resulta difícil decir que el año que viene ya no estaré y mi vida cambiará”, ha asegurado el nueve veces campeón del mundo

Valentino Rossi se retira a final de temporada
Valentino Rossi se retira a final de temporadaMotoGP

Todo se acaba, incluso Valentino Rossi. El piloto más carismático de la historia del motociclismo acaba de anunciar su retirada al final de esta temporada. Ese día que parecía que nunca llegaría siempre será este 5 de agosto de 2021, una fecha en la que empieza a despedirse ese chico que llegó al Mundial en 1996 con el pelo largo y cara de pillo.

“Hola a todos. Dije que tomaría mi decisión después de parón veraniego y he decidido parar. Esta mitad de temporada que queda será mi última como piloto de MotoGP y es un momento muy triste. Es difícil decir que el año que viene ya no estaré encima de la moto, algo que llevo haciendo los últimos 30 años, pero es así. Mi vida cambiará en cierto sentido, lo he disfrutado, ha sido un larguísimo recorrido y ha sido fantástico. Puedo decir que he vivido momentos inolvidables. No tengo mucho más que decir. Sólo eso”, aseguraba al comienzo de la rueda de prensa especial que le prepararon en el Red Bull Ring.

Más de 25 años después de aquel 31 de marzo en el que debutó en 125cc en el Mundial, Valentino ha decidido que ya basta, o al menos lo ha anunciado, porque le decisión la tenía tomada desde hace semanas. Dijo que sería después del parón veraniego cuando comunicara su futuro y en la previa del Gran Premio de Estiria de este fin de semana ha cumplido su palabra.

El domingo 14 de noviembre de 2021 será el día en el que complete su última carrera, el adiós definitivo del hombre que convirtió el motociclismo en un deporte de masas. El mejor heredero de los Agostini, Sheene y Ángel Nieto hasta que apareció Marc Márquez para ponerse a su altura. El mejor embajador de MotoGP dentro y fuera de la pista por su enorme calibre mediático y su carisma, que ha conseguido que la marea amarilla sea siempre mayoritaria en todos los circuitos. La mitad más uno de los moteros son de Rossi, y aunque algunos se sintieron algo defraudados por su comportamiento en aquel fatídico 2015, la fe en él se ha mantenido inquebrantable.

Aquella temporada de la polémica con Márquez y la patada de Sepang estuvo muy cerca de su décima corona, esa que ha buscado sin descanso y que ya no llegará. Él sabía que no habría otra oportunidad y por eso su cólera en Valencia acusando de biscotto a los españoles tras el triunfo que dio por delante de Márquez y Pedrosa que dio el título a Lorenzo.

Con 42 años ha comprobado que nadie es eterno y que por mucho que le guste más que nada en el mundo ir en moto, su lugar no es estar en pista luchando por ser el décimo. Las victorias ya le quedan demasiado lejos, incluso los podios y los números no engañan.

Sólo ha sumado 19 puntos en las primeras nueve citas de este curso, unos números que no firmó ni en su año de “rookie”. Y para muchos, incluido para él ahora, no tiene mucho sentido seguir así cuando ha sido tan grande. Ahora pasará a ser manager de su propio equipo en MotoGP, así que Valentino se retira pero realmente no se va del Mundial.

Se pasa a los coches

Ahora empieza otra vida para él, en la que está decidido a pasarse a los coches y seguir compitiendo, evidentemente a un nivel inferior. “Me encanta competir con los coches, sólo un poco menos con las motos. Así que competiré en coches, pero me siento piloto sea de lo que sea, toda la vida”, aseguraba.

Si algo le falta en este momento de retirarse es ese décimo título que nunca conseguirá y que él considera que ha merecido. “Siento no haber podido ganar el décimo título porque creo que me lo merecía, lo tuve cerca dos veces pero bueno, no me puedo quejar con lo que ha sido mi carrera”.