No entiendo a Del Bosque

La Razón
La RazónLa Razón

No entiendo esa frase de Vicente del Bosque hacia Isco, enfriando el clamor general tras el partidazo que soltó en Huelva. Y me explico. Después de una semana agitada por las declaraciones de Sergio Ramos, el cruce de unos y otros fue la tónica antes del encuentro ante Bielorrusia. Las ausencias en nuestra selección eran importantes: desde el 12 de octubre de 2005 no faltaban hombres tan decisivos como Xavi, Iniesta, Cesc, Silva y Xabi Alonso. Por eso había interés en ver a la rejuvenecida España.

El faro de la Selección

Y dentro del buen tono general, hubo un jugador que destacó por encima de todos. Me refiero, claro, a Isco Alarcón. El madridista fue como la torre de Hércules, que guía a los barcos al buen puerto coruñés. El jugador de Benalmádena no sólo fue el conductor del juego español, sino que también abrió el camino del triunfo con un espectacular golazo desde fuera del área. Y en este ambiente de euforia por el buen hacer del malagueño con España, compareció el seleccionador, Vicente del Bosque para enfriar la fantástica actuación de Isco. No lo entendí.

Más generoso con otros

Incluso el técnico de Bielorrusia le destacó como el hombre del partido, el decisivo. No, no entendimos la declaración de Del Bosque hacia Isco, que ha demostrado, primero en su club y ahora en el equipo nacional, que es el futuro de nuestro fútbol. Por eso no comprendo al salmantino, con lo generoso que es con algunos y lo que le cuesta ver el magnífico talento de otros, por ejemplo de Isco Alarcón. Desde el cariño y respeto a Vicente del Bosque, yo digo que Isco es un genio del fútbol y que hay que dejarle explotar toda su alegría con el balón.