Deportes

El feroz mensaje de Jiménez Losantos contra el “desequilibrado” Djokovic

El periodista asegura que el tenista serbio es muy bueno, pero es un chulo. Djokovic ha ido a entrenarse, pero su futuro no está claro

Un mural de Novak Djokovic en Serbia
Un mural de Novak Djokovic en Serbia FOTO: Darko Vojinovic AP

Novak Djokovic ha vuelto a una pista de tenis para entrenar, tras haber ganado una batalla legal para permanecer en Australia y jugar en el Abierto de Australia después de que se cuestionara su exención de las estrictas normas sobre la vacuna contra el coronavirus. Pero el gobierno sigue amenazando con cancelar su visado y deportarlo. Todavía no las tiene todas consigo y el tema sigue dando que hablar y mucho en todos lados.

Es el asunto del mes, por la importancia del protagonista y porque el asunto de las vacunas genera mucha polémica, sobre todo entre los antivacunas, que buscan un apoya a sus teorías. Por eso, hace meses, se enfadaron con Jiménez Losantos y ahora el periodista de Libertad Digital les ha vuelto a enfadar al expresarse con rotundidad acerca de Djokovic: “Lo que ha pasado en Australia es que un chulo serbio, que es un chulo, Nole Djokovic será un gran tenista, pero es un chulo, siemrpe ha sido un desequilibrado, estuvo tres años siendo el mejor del mundo no podía porque le daban teleleses, encontró un entrenador que le metió en cintura. Actúa como los chetniks serbios, que es su ídolo, empezando como su padre, otro chulo”, ha asegurado en su programa. " Va a jugar sin vacunar, cuando en Australia no se puede jugar sin vacunar. Consigue que le hagan una excepción, pero llega un político y dice yo no pierdo unas elecciones en Camberra porque este juez le haya dejado cuando no estamos dejando entrar sin vacunar a nadie. Llega un juez... y le habrán presionado, le habrán amenazado de Serbia, le habrán mandado una bala de verdad, no los sobres de bala de Pablo Iglesias”, continúa su discurso “Ahora el juez revoca, pese a que hay fotos de él, siendo positivo, sin mascarilla en actos públicos. Si es que ya pasó la enfermedad y que, se vuelve a coger la enfermedad. Esto habla mal de Djokovic, de su padre y de la gente que le apoya, pero sobre todo habla mal de Australia. Si usted hace una ley, la hace para todos.”

Ha sido el juez del Tribunal Federal de Circuito Anthony Kelly quien restableció el visado de Djokovic, que fue retirado tras su llegada la semana pasada porque las autoridades dijeron que no cumplía los requisitos para acogerse a una exención de la norma que obliga a todos los no ciudadanos a vacunarse completamente. Los abogados de Djokovic dicen que, dado que se ha recuperado recientemente de la COVID-19, no necesitaba ser vacunado, y los documentos judiciales dicen que no lo está.

El juez dictaminó que al jugador número 1 no se le había dado suficiente tiempo para hablar con sus abogados antes de tomar la decisión y ordenó al gobierno que lo liberara de un hotel de cuarentena de Melbourne donde ha pasado las últimas cuatro noches.

Pero el abogado del gobierno, Christopher Tran, dijo al juez que el ministro de inmigración “considerará si ejerce un poder personal de cancelación”.

Eso significaría que el nueve veces ganador del Abierto de Australia y defensor del título podría enfrentarse de nuevo a la deportación y podría perderse el torneo, que comienza el 17 de enero. También podría prohibirle la entrada al país durante tres años.

A última hora de la noche del lunes, Djokovic tuiteó una foto en la que aparecía junto a su equipo en una de las pistas principales del torneo. Ya estaba de vuelta a los entrenamientos, dijo su hermano a los periodistas en Serbia.

“Estoy contento y agradecido de que el juez haya anulado la cancelación de mi visado. A pesar de todo lo que ha pasado, quiero quedarme e intentar competir en el @AustralianOpen”, dijo Djokovic en el post.