Deportes

Shapovalov, el tenista que vinculó a Nadal con la corrupción arbitral, la vuelve a liar

El canadiense se enfrentó al juez de silla e increpó a un aficionado en Roma

Denis Shapovalov protagonizó una desagradable incidente en el Masters 1.000 de Roma.
Denis Shapovalov protagonizó una desagradable incidente en el Masters 1.000 de Roma. FOTO: Andrew Medichini AP

El tenista canadiense Denis Shapovalov protagonizó durante el pasado Open de Australia un desagradable incidente durante el partido de cuartos de final que perdió contra Rafa Nadal y este lunes se enfrentó al juez de silla e increpó a un aficionado en Roma durante el Masters 1.000 que se juega en la capital italiana.

En Australia, durante el encuentro contra Nadal acusó al juez de silla de ser todos “unos corruptos”, por entender que el español había cometido una violación de tiempo, y una vez terminado el partido denunció que Nadal disfruta de un trato de favor. “Le respeto, pero tiene que haber ciertos límites. No solo juegas contra él, también compites contra el juez de silla. Es muy duro y frustrante sobreponerte a todo esto”, declaró Shapovalov, quien insistió en sus críticas a Nadal: “Me equivoqué al decir que son corruptos, pero me quedo con mi versión. Es injusto ver las veces que Rafa se sale con la suya en esto. Por supuesto que le digo algo al juez, porque estoy listo para sacar y el reloj se acerca al final. Claro que recibe trato preferente, se toma mucho tiempo entre puntos y sets, por eso tardamos tanto. ¿Cómo puedes recibir atención médica e ir al baño en el mismo descanso?”.

En Roma recibió una penalización durante el partido que ganó al italiano Lorenzo Sonego y esa sanción provocó que se desatara la furia del tenista canadiense. El juez Richard Haigh dio por mala una bola que inicialmente había dado por buena para Shapovalov, que para protestar esa decisión pasó al otro lado de la red, algo que está prohibido, por lo que recibió una penalización.

La ira del canadiense fue subiendo de nivel y se quejó por la decisión del juez de silla. “No estoy haciendo nada antideportivo. ¿Cómo puedes darme un punto de penalización por eso?”, protestó. “Esa es solo la regla”, respondió Haigh, lo que encendió todavía más a Shapovalov: “No, no lo es, es estúpido. Eso es muy injusto. Llama al supervisor. Te mostré la marca”.

Shapovalov mantuvo sus protestas ante el supervisor y fue en ese momento cuando el canadiense se giró hacia el público que lo estaba abucheando y gritó: “¡Cállate la boca!”. Shapovalov pidió al juez de silla que expulsada al espectador que se supone que lo había increpado, pero Haigh se negó. “Esto ya no es un partido de tenis”, contestó el tenista.