Deportes

El dinero que ha ganado Van Rijthoven, que ha pasado de haber jugado sólo tres partidos a eliminar a Medvedev y ganar un título ATP

El 205 del mundo pudo con el dos en Hertogenbosch (6-4 y 6-1)

Tim Van Rijthoven ganó a Medvedev y se proclamó campeón de Hertogenbosch
Tim Van Rijthoven ganó a Medvedev y se proclamó campeón de Hertogenbosch FOTO: Sander Koning EFE

La temporada de hierba comienza con una de esas bonitas historias que a veces deja el deporte. El neerlandés Tim Van Rijthoven es el 205 del mundo y sus participaciones en torneos del máximo nivel se resumen rápido: un par de partidos en la Davis (en 2015 y 2016) y una primera ronda en Winston Salem contra Vesely con derrota (3-6, 6-3 y 6-3). Por lo demás, se ha movido por el circuito de Challengers o, como en este 2022, ha caído en las fases previas del Open de Australia y Roland Garros, sin poder entrar en el cuadro final.

Pero en Hertogenbosch, el clásico torneo de Países Bajos en el comienzo de la gira de hierba, que han ganado españoles como David Ferrer o Roberto Bautista, tenía una invitación y ha vivido una semana inolvidable: superó en primera ronda a Edben (7-6 y 7-6), después a Fritz (6-7, 7-5 y 6-4), uno de los pocos jugadores que ha derrotado a Nadal este curso, pudo con Hugo Gaston en cuartos (7-6 y 6-4), sorprendió a Felix Auger-Aliassime, número nueve del mundo, en semifinales (6-3, 1-6 y 7-6) y no tembló en la final con Medvedev, jugador que un día después, el 13 de junio, va a ser el nuevo número uno del mundo (6-4 y 6-1).

Daniil Medvedev encajó bien perder con un tenista en teoría tan inferior. “Lo primero de todo, felicitar a Tim”, dijo durante la entrega de trofeos. “Una semana increíble. Por primera vez en un torneo ATP y has destruido al número dos del mundo en la final. Debe ser un sentimiento agradable, yo no sé lo que se siente, pero debe ser agradable”, aseguró el jugador ruso. Van Rijthoven había ganado en su carrera 196.334 dólares (186,670 euros) en premios y sólo por la conquista de Hertogenbosch, un ATP 250, se va a embolsar 98.580 euros.

Se trata de un tenista cuyo mejor golpe es el servicio, que siempre da un plus en hierba. Juega al tenis porque sus padres son entrenadores y su referente es su compatriota Richard Krajicek, que se proclamó campeón de Wimbledon en 1996, aunque su ídolo es Roger Federer. Es futbolero y del Ajax y también le gusta el golf y, en concreto, Tiger Woods. “Esto es nuevo para mí, me llevará algún tiempo acostumbrarme”, acertó a decir el vencedor, que dio las gracias a su equipo y al público, que le ha apoyado en todo momento. “Todo el respeto para Daniil [Medvedev], te he visto muchas veces en televisión y ahora es un honor haber podido jugar contigo”, añadió.