Publicidad
Publicidad
Economía

La deuda sin freno de la Seguridad Social: 55.000 millones y subiendo

Los créditos del Tesoro para pagar las pensiones disparan el agujero en 13.800 millones en un año

La deuda de la Seguridad no toca fondo. En noviembre el agujero se volvió a agrandar en 1.330 millones respecto a octubre y la deuda acumulada supera ya los 55.000 millones de euros. Hasta el pasado mes de noviembre el montante añadido en el último año fue de 13.800 millones más, consecuencia de los créditos concedidos por el Tesoro para pagar las pensiones. La deficitaria situación de la Seguridad Social hará necesaria por cuarto año consecutivo una inyección adicional a sus arcas para afrontar el pago de las pensiones. A los 13.830 millones prestados en 2019 y 2018, y los 10.192 millones correspondientes al ejercicio de 2017, la deuda de la Seguridad Social añadirá al menos otros 14.000 millones ante las necesidades de liquidez que tensionan el sistema en los dos meses en los que se acumulan las pagas extras correspondientes al verano y las Navidades, en los que la nómina de las pensiones afronta 19.000 millones de euros de un plumazo, algo más del doble que un mes corriente. Con este nuevo crédito la deuda de las pensiones se acercará peligrosamente a los 70.000 millones de euros. La deuda contraída por las administraciones de la Seguridad Social subió un 2,47% en noviembre pasado hasta alcanzar el nuevo máximo, en tanto que a nivel interanual registró un alza del 33,5%, con 18.830 millones de euros más en el último año como consecuencia del préstamo estatal para las pensiones. Hasta el tercer trimestre de 2017, la deuda del sistema de pensiones era de apenas 17.173 millones, consecuencia de un préstamo realizado por el Estado en los años noventa para costear obligaciones de gasto pendientes del Insalud y otros gastos de Sanidad que dependían de la Seguridad Social hasta 1996. Estos préstamos tenían vencimientos a diez años que han sido prorrogados por los sucesivos gobiernos hasta la fecha. En 2017, la deuda de la Seguridad Social se incrementó hasta los 27.393 millones. En 2018, la cifra aumentó a 41.194 millones, que han crecido hasta los actuales 55.024 millones.

Publicidad

¿Qué es lo que genera esta gigantesca espiral? Para empezar, que los ingresos por cotizaciones no son suficientes por la incorporación como pensionistas de los trabajadores del «baby boom» que se dio en España entre los años 50 y 70 del pasado siglo y del fuerte incremento de la esperanza de vida. Sin embargo, este cargo no representa ni la mitad del déficit de la Seguridad Social. De hecho, son los gastos ajenos al sistema de cotizaciones los responsables de casi el 70% del agujero.

Y es que la Seguridad Social debe abonar 2.354 millones en gastos de personal con cargo al sistema y no a los Presupuestos Generales del Estado. Asimismo, tiene un gasto previsto de 4.830 millones en complementos a mínimos del Régimen General y otros 2.290 millones en el Régimen de Autónomos, fuera del capítulo estrictamente contributivo, y otros 2.380 millones en pensiones no contributivas, que en realidad se deberían de llamar prestaciones no contributivas, ya que se reconocen a aquellos ciudadanos que, encontrándose en situación de necesidad, carecen de recursos suficientes aunque no hayan cotizado nunca o no alcancen el mínimo de cotización para alcanzar el derecho al cobro de una pensión contributiva. Un total de 11.854 millones que se abonan con cargo al sistema, aunque, estrictamente, nadie haya cotizado por estos conceptos, que podrían financiarse a través de los PGE, aliviando los crecientes gastos en pensiones.

Por su parte, la deuda de las Administraciones Públicas subió en noviembre a 1.194.494 millones, tras sumar 22.441 millones más que en noviembre de 2018, de acuerdo con los datos publicados este viernes por el Banco de España. El Ministerio de Asuntos Económicos calcula que el dato supone el 96,01 % del PIB, frente al 97,76 % que suponía un año antes, y que es compatible con el objetivo del 95,9 % que se ha fijado el Gobierno para 2019, ha informado en una nota de prensa. Según el Banco de España, la deuda del Estado creció en 19.157 millones en el último año, hasta 1.050.916 millones, mientras que la de las comunidades autónomas aumentó en 4.042 millones, hasta 297.288 millones. Las corporaciones locales incrementaron su endeudamiento en 702 millones, hasta 27.127 millones.