Villarejo espió al presidente de Ausbanc por encargo del BBVA: “A ver dónde llama este pringao”

El ex comisario rastreó las llamadas de Luis Pineda, que hoy pedirá a la Audiencia Nacional que suspenda el juicio contra él para no causarle indefensión

Comineza el juicio contra líderes de Ausbanc y Manos Limpias en la Audiecnia Nacional por presunta extorsión a bancos y empresas
El ex presidente de Ausbanc Luis Pineda, en la imagen, está siendo juzgado por la Audiencia Nacional por una supuesta extorsión a entidades bancariasPool Pool

El comisario jubilado José Manuel Villarejo espió, por orden del BBVA, al presidente de Ausbanc, Luis Pineda, entre los años 2012 y 2014, un encargo que el entonces mando policial bautizó como «Proyecto Pin» y que incluyó el rastreo de llamadas de Pineda, que hoy se sienta en el banquillo en otra causa, acusado precisamente de extorsionar –supuestamente– a entidades bancarias, entre ellas el propio BBVA. Tras tener conocimiento de estos hechos, su defensa, que ejerce el letrado Miguel Durán, solicitó ayer a la Audiencia Nacional que aplace las sesiones del juicio contra Pineda previstas para esta semana para tener tiempo de estudiar la ingente documentación que detalla ese espionaje de Villarejo al presidente de Ausbanc.

Los detalles de este encargo de la entidad al entonces comisario constan en un informe policial de enero del pasado año incorporado a la investigación de los presuntos encargos de espionaje de la entidad a Villarejo –cuyo secreto ha levantado el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón– y en el que la Unidad de Asuntos Internos de la Policía constata que en la abundante documentación intervenida al comisario jubilado –en prisión desde octubre de 2017 por el «caso Tándem»– figura el referido «Proyecto Pin».

La unidad policial da cuenta, entre otros extremos, de una conversación en la que el entonces responsable de seguridad del banco, Julio Corrochano, imputado en este procedimiento, encarga a Villarejo el espionaje a Pineda. «Te voy a dar dos teléfonos, uno de línea y otro móvil», le asegura. «Para que los miremos», apunta el mando policial. «Para rastrearlo», corrobora su interlocutor, «al menos el último mes». Para ver, matiza, «a dónde llama este pringao».

El informe policial detalla la numerosa documentación intervenida a Villarejo –recogida en tres DVD– relativa al «Proyecto Pin», en la que consta una carpeta denominada «Mafia judicial» y, entre otros, correos titulados «Ausbanc chiringuito financiero», «Ausbanc subvenciones» y «Nota sobre posible estafa masiva». Asimismo, una carpeta contiene el tráfico de comunicaciones de dos teléfonos, entre el 15 de septiembre y el 13 de octubre de 2012) atribuidos a Ausbanc Empresas y a la empresa editora del organismo de defensa de los consumidores. En el escrito remitido a la Sección Cuarta, el abogado de Pineda advierte de que de no suspenderse el juicio contra Pineda –que está previsto que declare en la sesión de hoy– se estaría vulnerando «muy seriamente» su derecho de defensa al resultar «materialmente imposible» analizar los 17 tomos del «caso BBVA» sobre los que se ha levantado el secreto.