Garamendi «coloca» en la CEOE a Fátima Báñez en plena crisis del coronavirus

Polémica en el seno de la patronal con la decisión unilateral de su presidente: «Actúa como si fuera el señor de la CEOE» La ex ministra de Empleo entre 2011 y 2018 dejó la política en marzo de 2019

Las habituales puertas giratorias que dan a menudo con ex altos cargos de la administración, especialmente ex ministros, en puestos bien remunerados en los consejos de administración de grandes empresas ha dado un giro más con el fichaje de una ex ministra de Empleo por la principal patronal española, una decisión tan polémica como si un ex titular de Fomento fichara por una empresa concesionaria, por poner un ejemplo, al término de su mandato. Sin embargo, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha decidido obviar la incompatibilidad de la decisión y ha «colocado» a Fátima Báñez en la Fundación empresarial. El fichaje de Báñez no es el primero que hace Garamendi procedente de las filas del PP, aunque lo que peor ha sentado en el seno de la patronal es que su presidente haya tomado la decisión de forma unilateral, sin consultar con el resto de la cúpula. «Actúa como si fuera el señor de la CEOE, lo ha presentado ya como algo hecho», señalan a la LA RAZÓN fuentes de la organización, que confirman el fuerte «cabreo» interno con Garamendi.

Con el trasfondo de la crisis sanitaria del Covid-19, la ex ministra popular se incorpora al patronato de la Fundación CEOE para encargarse de gestionar el proyecto «Empresas que ayudan», según anunció ayer la patronal, con el objetivo de coordinar ahora las iniciativas solidarias que ya han tomando por su cuenta de forma altruista multitud de empresas españolas para contribuir a hacer frente a los estragos de la epidemia. Iniciativas que han dado fruto hasta la fecha con la compra de millones de mascarillas, equipos de protección de todo tipo y decenas de respiradores, incluidos equipos homologados para las UCI.

Báñez fue la encargada de llevar a cabo la reforma laboral que aprobó el PP en el año 2012 para hacer frente a la crisis financiera de 2008 y sus posteriores réplicas, duramente criticadas por los sindicatos y celebrada por la CEOE, y cuyos aspectos más polémicos, según las centrales de clase, se había comprometido a derogar la coalición socialcomunista formada por PSOE y Podemos. La ex ministra, que dejó la política en marzo del año pasado con la intención de incorporarse a la empresa privada, ya fichó el pasado mes de diciembre por los laboratorios farmacéuticos Rovi como consejera, con la categoría de externa independiente.

Su gestión al frente del proyecto «Empresas que ayudan» de la patronal estará exento de remuneración. La organización empresarial justificó la creación de este cargo para el que se ha fichado a la ex ministra en que diferentes empresas españolas han querido implicarse desde el primer día en la gestión de esta crisis, con distintas iniciativas y aportaciones solidarias, por lo que CEOE ha querido también poner su capacidad y capilaridad a disposición de esta voluntad colaborativa, de forma que «multiplique su eficacia, tratando de coordinar diferentes ofertas y demandas, atendiendo al mayor número posible de necesidades». Además de Fátima Báñez, la CEOE incorpora a su patronato al ex presidente de CEIM Juan Pablo Lázaro, y al miembro de la Junta Directiva de CEOE, Joan Gaspart.