El gas natural español reduce las emisiones de CO2

Las importaciones desde América contaminan un 22% más, según un estudio de Azentua para ACIEP

La mayor producción de gas natural nacional no solo reduciría la dependencia energética española sino que evitaría la emisión a la atmósfera de 18 millones de toneladas de CO2 al año, el equivalente a las emisiones evitadas por 118 millones de paneles solaresi (82.000 campos de fútbol), 7.000 aerogeneradores o 35 millones de árboles.

Así se desprende de un estudio realizado por Azentua para la patronal de exploración y producción de hidrocarburos (ACIEP) y certificado por Bureau Verita. El informe recoge la demanda gasista nacional en 2018 ascendió a 349,3 TWh. A día de hoy, solo se produce en España una mínima parte del gas que se consume en el país, en torno al 0,3%. El gasoducto Magreb-Europa es el cubre la mayor parte de las necesidades. Argelia es actualmente el principal proveedor de gas natural a España, con una cobertura de casi la mitad de la demanda.

El resto procede en su mayor parte de América por transporte marítimo, con una mayor huella ambiental. Perú o Trinidad y Tobago son los países que tradicionalmente han exportado gas natural a España con un reciente y creciente suministro desde Estados Unidos. El GNL proveniente de otros países tendría una huella media de carbono similar.

Los resultados desvelan que la huella de carbono del ciclo de vida del gas natural importado es superior al de origen local. «Cuanto más cerca nos encontramos de la fuente de producción de gas natural más baja es la huella de carbono y, por lo tanto, menor es la contribución al calentamiento global del planeta causante del cambio climático», sostienen los autores.

Así pues, el ciclo de vida de gas natural con menos emisiones de gases de efecto invernadero es el que se produce localmente en España, seguido del que viene de Argelia (supondría un 6,5% más de emisiones) y, finalmente, el importado desde el continente americano (un 22% por encima del escenario de referencia). En este último caso la huella de carbono es más elevada debido a la necesidad de transformar el gas natural a líquido.

La producción interior de gas natural en España (datos 2018, Cores) es de 1.501,607 gigavatios/hora (Viura: 1.432,813 GWh, Poseidón: 45,491 GWh, El Romeral: 24,303 GWh). La parte de producción nacional a partir de biogás es de 1.501,607 GWh y habría evitado la emisión de 76.630,39 toneladas de CO2 en 2019. Las emisiones contaminantes que se habrían evitado a la atmósfera serían equivalentes a las que se habrían logrado con la generación de 509.681 paneles solares, 31 aerogeneradores o 153.261 árboles.