Zara adelanta sus rebajas

Inditex comenzará hoy la campaña online y mañana la de las tiendas físicas

Outbreak of the coronavirus disease (COVID-19) in London
Entrada de un establecimiento de Zara en LondresHANNAH MCKAYReuters

La “Nueva normalidad” ha traído cambios en una de las tradiciones de Inditex. El grupo textil ha adelantado a hoy su campaña de rebajas de verano, rompiendo así con su tradición de arrancarla el último viernes de cada mes de junio. Massimo Dutti ya dio ayer el pistoletazo de salida a las ofertas del grupo a las 18.00 horas con la venta exclusiva anticipada de rebajas con ‘Massimo Dutti Feel’ tanto en tiendas físicas como ‘online’, con descuentos de hasta el 50%. Las de Zara, Pull&Bear, Oysho, Stradivarius y Berskha comenzarán de forma oficial a través de internet a partir de las 22.00 horas de hoy. Sin embargo, los usuarios que tengan su aplicación contarán con acceso prioritario a partir de las 21.00 horas en el caso de Zara y de las 20.00 horas en el resto de marcas.

En cuanto a las tiendas físicas, las rebajas darán comienzo mañana jueves. Lo harán sin stock acumulado, como anunció su presidente, Pablo Isla, durante la presentación de los resultados de la compañía. A pesar de haber mantenido cerradas durante más de dos meses por la pandemia de la COVID-19 hasta el 88% del total de tiendas -la firma incurrió en unas pérdidas de 409 millones en su primer trimestre fiscal-, Isla aseguró que no tienen stock acumulado, ya que reaccionaron a principios de marzo “al ver lo que estaba por venir”, no compraron de manera anticipada y cerraron “el primer trimestre con un inventario un 10% inferior al de un año antes”.

El sector textil ya ha dado de forma mayoritaria el pistoletazo de salida a la campaña de rebajas de verano. Cortefiel, Pedro del Hierro (Tendam), Sfera (El Corte Inglés), H&M, Mango, Women’Secret, Adolfo Domínguez o Bimba y Lola ya han lanzado sus descuentos tanto en sus tiendas físicas como “online” con descuentos que oscilan entre el 50% y el 60% en algunos de sus productos. Después de meses cerrado, para el sector la campaña de verano es fundamental para tratar de enjugar en parte las cuantiosas pérdidas en las que espera incurrir por el coronavirus. Un informe de EY calcula que podría perder 7.000 millones en ventas por la pandemia y hasta 100.000 empleos.