Coronavirus

Sánchez admite una ampliación de los ERTE solo al turismo

El presidente confirma que se negociará en septiembre la ampliación hasta diciembre. Anuncia que se sigue negociando con los agentes sociales

Thumbnail

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ofreció hoy desde Palma, tras despachar con el Rey Felipe VI, la “máxima disponibilidad” de su gabinete para negociar con la patronal y los sindicatos la extensión de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en el sector turístico a la vuelta de las vacaciones, ya que la cobertura especial actual finaliza para todas las empresas el próximo 30 de septiembre. El presidente del Gobierno confirmó que actualmente se mantienen conversaciones con los actores de la mesa del diálogo social para tratar este asunto y extender la cobertura al menos hasta diciembre. “Esperamos que en los próximos meses se pueda llegar a un acuerdo y podamos ir despejando las dudas que tiene el sector del turismo”, afirmó ante los periodistas con el propósito de “ofrecer un horizonte de seguridad económico y sanitario”.

Sánchez, en su comparecencia ante los periodistas aprovechó para realzar la labor de su Ejecutivo para ofrecer alternativas distintas al despido ante una crisis como la actual. Y aunque los ERTE son una figura introducida en el estatuto de los Trabajadores hace más de 30 años, el actual Ejecutivo sigue haciéndola suya. Por eso, Sánchez presumió ayer de nuevo de que el actual Gobierno ha sido capaz de poner en marcha una “gran reforma estructural” como la de los ERTE para “ofrecer una alternativa frente al despido” durante la pandemia por el coronavirus, “que es lo que tradicionalmente se ofrecía en anteriores crisis”, e insistió en que “los ERTE que hemos puestos en marcha han servido para salvar muchos puestos de trabajo”, subrayó Sánchez.

Tanto la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, como el ministro de Seguridad Socia, José Luis Escrivá, confirmaron durante las dos últimas semanas en sus reuniones sectoriales con las regiones que el Gobierno contempla ya prolongar más allá del 30 de septiembre los ERTE, pero advirtieron que se harían por necesidades de cada sector -aunque el presidente lo centró ayer solo, en el turismo- y que se seguirían manteniendo las prestaciones y bonificaciones específicas para los fijos discontinuos del sector.