PP, Ciudadanos, Podemos y PDeCat se unen en contra de Hacienda y de su plan de ayudas a los ayuntamientos

Piden cambios en el criterio de distribución y que se incluyan a todos los municipios y incrementar el fondo de transporte. El presidente de la FEMP hará mañana un intento de acercamiento a los alcaldes rebeldes para hacer una propuesta conjunta

No parecía posible, pero ya es una realidad. Los principales partidos de la en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), salvo el PSOE, harán frente común contra el Gobierno, incluido Podemos, cuyo portavoz en la FEMP firmará junto a Ciudadanos, PDeCat y PP un comunicado en el que trasladarán a Hacienda de nuevo su rechazo a su última propuesta sobre el fondo de 3.000 millones de euros para los ayuntamientos, después de que fuera rechazado en el Congreso de los Diputados el real decreto con 5.000 millones condicionados a la cesión de los remanentes. Tras la reunión han pedido al presidente de la FEMP, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, que “ejerza como tal porque es necesario que empiece a representar a todos los alcaldes de España y no solo del PSOE”, precisó Jorge Azcón, alcalde de Zaragoza y portavoz popular en la FEMP

Caballero ya ha respondido que mañana, en una reunión de carácter técnico de la Federación, pretende plantear una propuesta alternativa a la planteada por Hacienda y que incluye el fondo de 5.000 millones y el de transportes, propuesta que, en principio, difiere poco o nada de la que figuraba en el acuerdo que fue tumbado por el Congreso. “Considero imprescindible que se apruebe todo aquello que está en el nuevo decreto anunciado por el Gobierno”, insistió Caballero, pero todo apunta a que no conseguirá sacarla adelante tras el trasvase de Podemos al no. El presidente de la FEMP también se ha ofrecido como mediador en la mesa de diálogo con Hacienda "para solucionar las ayudas a los ayuntamientos, que empieza a ser apremiante”.

Por su parte, Jorge Azcón se ha mostrado abierto a cualquier negociación, pero ha recordado a Caballero que uno de los avances en el seno de la FEMP es que Podemos también se opone ya a ese fondo de 3.000 millones, y “se visualiza que cuatro partidos de los cinco de la FEMP redactarán un comunicado en el que dice que, en ninguno de los casos, el borrador de ayudas sería aprobado porque "no tendría un mayoría en el Congreso”, incluso en el caso de que se apruebe en el Consejo de Ministros. “Que no lo aprueben en el Consejo porque podrían volver a sufrir una derrota democrática e histórica por segunda vez y queremos abrir un nuevo periodo de negociación para mejorar lo que ofrecía la ministra Montero, que es insuficiente. Si se logra mejorar en términos de justicia estoy convencido de que el acuerdo es absolutamente posible”, reiteró Azcón.

Los cuatro partidos exigen entre sus demandas que una nueva propuesta por parte de Hacienda debe pasar por incluir las medidas contables del ejercicio presupuestario de 2020, como la regla de gasto y el uso de remanentes; el fondo incondicionado de 5.000 millones de euros en el que la población sea un criterio de distribución y también se contemple a las áreas más despobladas; y otro fondo para el transporte público de 1.000 millones para los ejercicios 2020-2021 porque los previstos de hasta 400 millones para 2020 -que recuerdan los alcaldes, no figuran en este nuevo borrador de real decreto- “no son suficientes”.