La Covid dispara las bajas de las pensiones y frena las nuevas altas un 13%: 14.000 jubilados menos desde febrero

Pese a todo crece un 2% el gasto en el último año, hasta los 9.911 millones de euros en septiembre

El incremento de la mortalidad que está causando la pandemia de Covid-19 está provocando una fuerte caída en el aumento de nuevas altas en el sistema de pensiones y así como un incremento de las bajas. Desde enero hasta agosto de 2020 han causado alta 330.931 nuevas pensiones, un 13,2% menos que en el mismo periodo del año pasado. Por otro lado, desde enero han causado baja 354.247 pensiones, un 12,8% más que el año anterior. Las prestaciones de viudedad y jubilación son las que concentran un mayor número de bajas, del 16,5% y 13,9%, respectivamente, según los datos facilitados por la Seguridad Social correspondientes a septiembre. El departamento que dirige José Luis Escrivá atribuye estos cambios al cierre de oficinas en los meses de estado de alarma y a la propia situación de confinamiento, que hizo que muchos nuevos jubilados postergasen sus gestiones con la Seguridad Social. Como tercera causa, la Seguridad Social cita el impacto de la mortandad sobre el conjunto de la población y, en mayor medida, sobre el colectivo de las personas de más edad.

En números redondos, hay 14.206 jubilados menos en el sistema que en febrero, cuando estalló la pandemia en España, lo que ha hecho disminuir el gasto en pensiones de jubilación respecto a febrero: de 7.056 millones a 7.103 millones en septiembre.

Pese a todo, creció el gasto mensual de pensiones contributivas de la Seguridad Social ascendió a 9.911,4 millones de euros a 1 de septiembre, lo que supone un incremento del 2,2% respecto al mismo mes del año pasado. En septiembre se abonaron 9.765.352 pensiones contributivas, lo que eleva el total de la nómina a 9.911,425 millones de euros. Esta cuantía creció un 2,25% en los últimos doce meses. Más de dos tercios de la nómina se destinaron al abono de las pensiones de jubilación, cuyo montante ascendió a 7.103,24 millones de euros. Esta cuantía supuso un crecimiento del 2,84% en los últimos doce meses. A las pensiones de viudedad, se destinaron 1.708.997 millones de euros, un 1,42% más que hace un año. La nómina de las prestaciones por incapacidad permanente se situó en 934,1 millones de euros, lo que supone una ligera variación negativa (-0,40%). El montante de las prestaciones de orfandad fue de 139,6 millones (0,89%), y el de las prestaciones a favor de familiares, de 25,4 millones de euros (3,11%).

Los nuevos jubilados cobran 1.500 euros de entrada

La pensión media del Sistema, que comprende las distintas clases (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares), aumentó en el último año un 2,20%, hasta situarse a 1 de agosto en 1.014,96 euros mensuales. La pensión media de jubilación fue de 1.166,72 euros, un 2,28% más que el año pasado. Por su parte, la pensión media de viudedad fue de 728,18 euros al mes (2,07%). En concreto, las nuevas altas de pensiones de jubilación en agosto, última fecha disponible, son un 4,68% más cuantiosas que las nuevas pensiones de jubilación en el mismo mes de 2019. La media fue de 1.396,1 euros al mes, llegando a 1.517,6 euros/mes en el caso de las procedentes del Régimen General.