Más del 56% de los españoles comprará bienes físicos en remoto en 2020

El negocio que moverá este año 30.000 millones de euros en España, el 7% del total europeo

La tecnología se ha colado en todos los rincones de nuestra vida cotidiana y, guste más o menos, los límites entre lo físico y lo digital tienden a desaparecer. Desde un dispositivo móvil o un ordenador, podemos gestionarlo casi todo, donde y cuando lo necesitemos. El comercio electrónico es uno de los sectores que mejor refleja este imparable proceso. La oferta y demanda de productos y servicios y las formas de pago se amplían y se integran en las estrategias omnicanal de las marcas.

Hasta principios de este año, las compras de servicios (viajes, ocio, suscripciones y otros) encabezaban las listas de facturación en el mercado digital. En los últimos meses la compra online de bienes físicos ha ido ganando terreno, en particular en segmentos como moda, calzado y complementos, tecnología, alimentación, electrodomésticos, deporte o juguetes.

Más del 56% de españoles a partir de 15 años de edad habrá realizado este año alguna compra de bienes físicos en remoto, frente a la media europea del 51%. En 2024, el porcentaje de población se acercará al 61% en España, frente al 58% en el conjunto de Europa, según un análisis de Telecoming, empresa especializada en tecnología de monetización.

La compra remota de bienes físicos en España moverá este año cerca de 30.000 millones de euros, cifra que representa el 7% del total de Europa, y se acercará a los 37.000 en 2024, lo que implica un crecimiento del 26%, según el informe de Telecoming. Europa sólo representa el 18% del total de las compras a distancia de bienes físicos en todo el mundo. Un negocio liderado, a años luz, por China y que, a nivel global, factura más de dos billones de euros.

Este año se realizarán en España 735 millones de compras de bienes físicos a distancia, cifra que crecerá un 18%, hasta los 868 millones en 2024. Cada español realizará en 2020 una media de 31,2 transacciones al año, frente a la media de 26,3 en Europa.

El gasto medio por español y año en bienes físicos adquiridos a distancia será de 1.240 euros en 2020 y se incrementará un 14% hasta los 1.420 en 2024. Estas cifras están por encima de la media de Europa y del promedio mundial, que se sitúan, en ambos casos, en torno a los mil euros. La tendencia en este segmento del comercio digital apunta a un menor volumen de compras, pero un gasto medio más alto, lo que anima a pensar que en España el negocio digital de bienes físicos aún tiene camino por recorrer.

El valor medio de compras de bienes físicos en remoto desde cualquier dispositivo rondará este año los 40 euros en nuestro país, frente a los 36 de media europea. En cuatro años, esa media superará los 42 euros en España, un 7% más, frente a 35 de media en Europa.

El liderazgo del móvil

Los consumidores están comprando desde el móvil más que nunca. El 78% de los usuarios en el mundo ha comprado algún producto físico desde su terminal en los últimos seis meses. A nivel global, las ventas móviles se han triplicado en los últimos cuatro años, pasando de casi 900.000 millones en 2016 a más de 2,5 billones en 2020, y se espera que las ventas mundiales de comercio electrónico móvil superen los tres billones de euros en 2021, lo que supondría casi el 73% del total de las compras online.

«El 85% de los españoles de más de 15 años ha pagado en remoto alguna vez una compra de un bien físico desde el ordenador. La proporción de los usuarios españoles de smartphone que compra y paga en remoto los bienes físicos se sitúa ahora en el 26%. Así, en 2024 el 32,5% elegiremos pagar desde el móvil, al tiempo que el ordenador pierde terreno, tanto a nivel nacional como global», explica Roberto Monge, Chief Operations Officer de Telecoming.

El número de transacciones realizadas desde cualquier dispositivo móvil para adquirir bienes físicos crecerá un 46% en 2024 (seis puntos porcentuales más que el total europeo), pasando de 367 a 536 operaciones. A nivel mundial, las compras de bienes físicos desde el móvil crecerán un 56% en el mismo periodo.

En el caso de los ordenadores, por el contrario, la tendencia será a la baja. Portátiles y PC pasarán de ser el medio utilizado en 368 operaciones en 2020 a 332 transacciones en 2024, lo que supone un descenso del 10%. El peso de estos canales en la compra a distancia de bienes físicos pasará del 23,5% este año al 21,2% en 2024.

«La compra en remoto de bienes físicos desde dispositivos móviles moverá más de 13.000 millones este año y alcanzará una facturación de casi 23.000 en 2024 en España. Esto supone un espectacular crecimiento del 70% para ese periodo, muy por encima de las medias europea y mundial, para las que se estiman incrementos del 46% y 59%, respectivamente», apunta Monge.

Oportunidad de oro

El gasto medio en estas compras desde el móvil pasará de unos 36 euros este año a casi 42 en 2024, lo que supone un incremento del 17%. Además de ser una tendencia al alza mucho más significativa respecto al conjunto de Europa y a nivel mundial, también el valor medio de estas compras desde los dispositivos móviles de los españoles es muy superior, ya que en el caso de Europa es de poco más de 31 euros y la media global de unos 20.

Ante estos datos, y las expectativas al alza del pago móvil, los comercios de bienes físicos tienen una oportunidad de oro para hacer crecer su negocio, si son capaces de ofrecer a sus clientes una experiencia digital única y memorable.