El Gobierno deja en el aire la subida de sueldo a los funcionarios

No ha sido consignado este gasto en el Plan Presupuestario enviado a Bruselas. La cuantía de la subida está siendo negociada en Función Pública y ha abierto un encendido debate entre los socios de Gobierno

Los empleados públicos tendrán que esperar para saber si su sueldo subirá o no en 2021. El Plan Presupuestario que el Gobierno ha presentado en Bruselas ha obviado la revalorización de sus salarios –literalmente ha dejado en blanco ese apartado– que, de momento, se queda en el aire. Todo apunta a que será la misma que la de las pensiones, entorno al 1% –el 0,9%, casi con toda probabilidad–, como ya adelantó la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, siguiendo el mismo indicador del deflactor del PIB, pero ahora mismo no hay confirmación. En concreto, la vicepresidenta validó que las subidas, tanto e las pensiones como del salario de los funcionarios, se harían en consonancia con el deflactor del PIB del 0,9%, que es el elemento que el Gobierno tiene en cuenta “para mantener el compromiso de cubrir la capacidad adquisitiva de las pensiones y los sueldos de los funcionarios”.

La subida salarial de los empleados públicos, por regla general, siempre se ha incluido en el Plan Presupuestario que se remite a las instancias europeas, pero no ha sido este caso. Según fuentes ministeriales, todavía «no hay decisión tomada sobre este asunto», por lo que habrá que remitirse a lo adelantado por Calviño. La causa hay que buscarla en el propio seno del Ejecutivo de Pedro Sánchez, que mantiene un encendido debate sobre este asunto entre los ministros del PSOE y los de Podemos, con posturas divergentes de socialistas y morados. Mientras los primeros apuestan por mantener una postura conservadora «porque hay tiempo», los segundos quieren que se apruebe ya, y al alza.

Además, fuentes ministeriales apuntaron a LA RAZÓN que la Mesa de la Función Pública, entre sindicatos y Ministerio de Política Territorial, mantiene abierta aún la negociación, al finalizar el 31 de diciembre la vigencia del II Acuerdo para la Mejora del Empleo Público.

Los incrementos salariales estipulados durante el último trienio (2018-2020) estaban acordados en el II Acuerdo para la Mejora del Empleo Público, suscrito por el Ejecutivo de Mariano Rajoy con los principales sindicatos de Función Pública (CSIF, CC OO. Y UGT). En él, se estipulaba una subida del 2%, más un 0,3% de fondos adicionales ajustado a la evolución del PIB, aunque finalmente este último no se aplicará. Pero ese acuerdo finaliza el 31 diciembre y no se ha pactado otro, por lo que debe negociarse un nuevo convenio. El coste estimado total de ese incremento fue 3.340 millones de euros el pasado año. Sin embargo, el Ministerio de Hacienda no ha consignado ninguna cantidad para 2021.

De subirse finalmente un 0,9% en 2021, la revalorización de los sueldos de los empleados públicos sería más de un punto inferior a la de 2020, y 1,6 puntos menor que el incremento del 2,5% del año 2019, cuando a la parte fija del 2% se añadió un 0,25% de fondos adicionales y otro 0,25% derivado de la evolución del PIB de 2018. Según el boletín estadístico del personal al servicio de las Administraciones públicas, de enero de 2020, en España hay 2.597.712 empleados públicos, de los que más de la mitad, 1.514.126, corresponden a la administración de las comunidades autónomas -1.357.761 en consejerías y sus organismos autónomos y 156.365 en universidades-. El resto se reparte entre la administración del Estado (512.767) y la administración local (570.819).