SOS de los autónomos: reclaman ayudas urgentes para salvar sus negocios ante el nuevo estado de alarma

ATA presenta al Gobierno un decálogo de peticiones y reclama un plan urgente. Uatae exige medidas de apoyo a uno de los colectivos más castigados

Las nuevas restricciones han impactado de lleno en los autónomosJavier CebolladaEFE

Las asociaciones de autónomos ven con preocupación la entrada del estado de alarma que, según reconocen, puede “dar la puntilla” a un sector cuyos negocios están “con el agua al cuello”. Por ello, han reclamado que el Gobierno ponga en marcha un nuevo paquete de ayudas a través de un plan urgente, con el objetivo de paliar los efectos las nuevas restricciones, que incluya desde la extensión del cese de actividad a moratorias tributarias o de alquileres.

La asociación más numerosa, ATA, lo ha hecho a través de un decálogo de medidas, en el que ha reclamado bajadas de cotizaciones sociales y cuotas, la extensión de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y el cese de actividad hasta el 31 de mayo, ampliar las líneas ICO, bajar el IVA para negocios como la hostelería, una moratoria en el pago de impuestos hasta el 30 de junio y un plan de ayudas al alquiler, entre otras medidas. “Se hace urgente establecer desde ya un plan de emergencia, y con vistas a un invierno muy duro, que prorrogue las ayudas existentes hasta el 31 de mayo de 2021, facilite la liquidez e impulse el consumo y la demanda con el fin de amortiguar la caída de la actividad”, ha insistido el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

En concreto, las medidas de ATA se centran en: 1ª Bajada de cotizaciones sociales y cuotas de autónomos es la primera medida propuesta; 2ª Extensión de los ERTE y las ayudas por cese de actividad para los trabajadores por cuenta propia hasta el 31 de mayo de 2021; 3ª Suspender “cualquier incremento impositivo o creación de nuevos impuestos”; 4ª Reducir el IVA a la hostelería, peluquería o gimnasios; 5ª Ampliar las líneas de liquidez avaladas por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y aumentar un año más los periodos de carencia de amortización de capital; 6ª Un plan de ayudas al alquiler a los autónomos que se vean obligados por decisión administrativa al cierre total de su actividad, y progresivo para los casos de restricciones; 7ª Moratoria y aplazamiento de impuestos hasta el 30 de junio, 8ª Moratoria en el pago de suministros en locales y actividades de autónomos; 9ª Deducción fiscal para las familias por gastos en el hogar como reformas o equipamiento informático de hasta 3.000 euros; y 10ª Ayudas directas a los sectores más afectados por las nuevas restricciones, entre los que cita el taxi, el transporte o el ocio nocturno.

Por su parte y a través de un comunicado, Uatae también ha pedido varias medidas. En concreto aboga por ampliar los ERTE, aumentar las líneas de avales públicos, una moratoria para préstamos bancarios, aplazamientos tributarios e implementar medidas de alivio en el alquiler de locales, entre otras cuestiones. Su presidenta, María José Landaburu, ha subrayado que “los sectores más castigados tienen mucho potencial de recuperación cuando la situación sanitaria se normalice, por lo que merece la pena el esfuerzo de aunar control sanitario con medidas de apoyo en esta coyuntura".