¿Me puede obligar mi empresa a jubilarme?

La ley establece que la jubilación es un derecho del trabajador y no una obligación

Jubilados
JubiladosJesús G. Feria (nombre del dueño)La Razon

La jubilación es un derecho totalmente voluntario al que puede optar el trabajador a los 65 años y 10 meses, si tiene cotizados menos de 37 años, o a los 65 años, si su cotización supera los 37 años o más (la edad de jubilación irá ascendiendo progresivamente cada año hasta 2027, cuando se fije en los 67 años).

De este modo, nadie puede obligar a un trabajador a jubilarse. La ley establece que la jubilación es un derecho (y no una obligación) al que el trabajador accede cuando lo considere, siempre que las circunstancias lo permitan, salvo determinadas excepciones.

Jubilación forzosa en determinados colectivos

Una de ellas es la jubilación obligatoria establecida en determinado colectivos, como por ejemplo, la construcción, la industria o el sector del metal. Solo se puede llevar a cabo una jubilación obligatoria si está contemplado en un convenio colectivo.

Pero para llevar a cabo la jubilación forzosa, se deben cumplir dos criterios: cuando el trabajador haya alcanzado la edad ordinaria para la jubilación y tenga acceso al 100% de la pensión de jubilación contributiva y cuando la empresa justifique dicha decisión con objetivos coherentes relacionados con la política de empleo expresados en el propio convenio colectivo.

Así lo recoge la última el Real Decreto-Ley 28/2018, tras varios cambios en la normativa, que permite pactar esta jubilación obligatoria.

Funcionarios

De forma general, los funcionarios están obligados a jubilarse a los 65 años, salvo cuando el trabajador no cumpla con las condiciones necesarias para acceder a la pensión de jubilación, a excepción de la edad, o cuando pida una prórroga para seguir desarrollando su actividad.

En el primer caso, el funcionario continuará en su puesto de trabajo hasta cumplir las condiciones necesarias para recibir la pensión de jubilación. En el segundo caso, la ley permite continuar desarrollando su actividad como máximo hasta cumplir los 70 años.

Incentivos en caso de alargar la vida laboral

Existen varias fórmulas para alargar la vida laboral y desarrollar, al mismo tiempo, una actividad profesional y cobrar la pensión de jubilación. Es una forma de incentivar al trabajador para que siga trabajando después de cumplir la edad de jubilación.

Las tres formas disponibles para alargar la vida laboral y cobrar la pensión de jubilación son la jubilación activa, parcial y flexible. Las tres opciones son una alternativa a la jubilación ordinaria.