Los hogares tienen 62.300 millones más en el banco que hace un año

Los españoles guardan 896.000 millones en depósitos a cierre de octubre, 2.700 millones más que en septiembre

Oficinas bancarias de Bankia y Caixabank en Madrid
Oficinas bancarias de Bankia y Caixabank en MadridAlberto R. RoldánLa Razon

Los hogares españoles se preparan para el peor escenario y, los que pueden, siguen ahorrando a marchas forzadas ante la incertidumbre económica y la inquietud que provoca la pandemia por muchos anuncios de vacunaciones que se hagan. Los sucesivos confinamientos parecen estar espoleando a quienes aún disponen de ingresos regulares (asalariados con contratos fijos y funcionarios, principalmente).

Tras los gastos del verano, que hicieron mella en la tasa de ahorro, alentados por un Gobierno que instaba a irse de vacaciones y gastar porque «se había vencido al virus», los españoles han vuelto a la cruda realidad y a guardar las tarjetas de crédito, lo que ha engordado sus cuentas bancarias. Así lo reflejan los datos facilitados ayer por el Banco de España, que indican que los depósitos que guardan las familias residentes en España en las entidades financieras aumentaron en 2.700 millones de euros en el mes de octubre, en plena segunda oleada del coronavirus, un incremento que triplicó al registrado en septiembre respecto al mes anterior.

En cifras absolutas, el volumen de los depósitos bancarios de los hogares cerró octubre en 896.700 millones de euros, un 0,3% más que al finalizar septiembre, cuando creció apenas un 0,08%, equivalente a 800 millones, después de caer durante los dos meses anteriores, coincidiendo con los gastos veraniegos.

Este regreso a la frugalidad ha hecho que los hogares españoles dispongan hoy en el banco de 62.300 millones de euros más que hace un año, un incremento de un 7,4% respecto a los depósitos que guardaban en octubre de 2019.

Por su parte, el capital empresarial en custodia de la banca ha aumentado en 39.000 millones de euros en el último año, un incremento del 16% a pesar de que en octubre cayeron un 2,33% respecto al mes anterior, casi 7.000 millones de euros menos. En total, las empresas disponen de 289.400 millones en depósitos.

Estos nuevos datos refrendan la tendencia registrada por el Instituto Nacional de Estadística, que detectó una reducción en el gasto de los hogares del 23,9% en el segundo trimestre respecto al mismo periodo del año precedente. Así, aunque los hogares recortaron su renta disponible bruta un 8,8% entre abril y junio, hasta los 193.460 millones, su ahorro fue mayor ya que el gasto en consumo se situó por debajo de esta cantidad, en 133.222 millones.

En concreto, el ahorro de los hogares se situó en 60.204 millones de euros, frente a los 36.856 millones de euros del segundo trimestre de 2019, según el INE. De este modo, la tasa de ahorro se situó en el 31,1%, su valor más alto de toda la serie, iniciada en 1999, una cifra que en términos desestacionalizados marcó también máximos históricos al situarse en el 22,5% de la renta disponible. En tres meses, la tasa de ahorro de las familias ha subido más de 12 puntos coincidiendo con la mayor parte de los meses del primer confinamiento general para toda España. La tasa bruta supera en más de diez puntos el anterior máximo, del 20,1%, alcanzado durante el segundo trimestre de 2009, en la anterior crisis económica.

También se ha retraído el gasto inversor de los hogares, que se desplomó en el segundo trimestre hasta los 3.728 millones, un 57,1% menos, lo que contribuyó a elevar la capacidad de financiación de los mismos hasta los 56.146 millones, el doble que en el mismo periodo de 2019 y el máximo de la serie histórica.