Sánchez “pagará” 40.000 millones a vascos y catalanes por su “sí” a los Presupuestos

ERC, PdeCAT, PNV y Bildu, los grandes beneficiados de la aprobación de los Presupuestos

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, pasa delante del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los vicepresidentes Carmen Calvo y Pablo Iglesias, ayer
El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, pasa delante del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los vicepresidentes Carmen Calvo y Pablo Iglesias, ayerEUROPA PRESS/E. Parra. POOL Europa Press

El presidente del Gobierno «ha vendido a trozos» el Estado a las formaciones vascas y catalanas para poder permanecer en La Moncloa esta legislatura a cambio de su apoyo a sus primeros Presupuestos Generales del Estado de 2021, que este jueves han salido del Congreso de los Diputados camino del Senado. Es incuestionable que su continuidad en el Ejecutivo está vinculada inexorablemente a la aprobación de estas cuentas. En plena recesión económica, Bruselas no entendería que España prorrogara por tercera vez consecutiva las últimas cuentas públicas del mandato de Rajoy por responder a otras circunstancias económicas diametralmente opuestas a las actuales. Por eso al jefe del Ejecutivo no le ha temblado la mano a la hora de conceder prebendas a los grupos que apoyaron su investidura, pese al elevado peaje a pagar en términos económicos, pero también políticos.

Cuando concluya esta legislatura, del montante global del gasto público de todas las Administraciones, el Estado gestionará prácticamente el 34%, el resto se lo repartirán entre las autonomías, un 55,3%, y las corporaciones locales, un 10,7%, según recogen unas proyecciones realizadas por el propio Gobierno. Este reparto responde a las actuales negociaciones presupuestarias. De entrada, Cataluña y el País Vasco han pasado una factura al Gobierno de más de 40.000 millones por su respaldo a las cuentas de 2021, que han apoyado este jueves ERC, EH Bildu, 4 diputados del PDeCAT, que se han unido al PSOE, Unidas Podemos, PNV, Más País, Compromís, Nueva Canarias, Teruel Existe y el PCR. Mientras, el BNG, que respaldó la investidura, se ha descolgado con su voto en contra, sumándose al PP, Vox, Ciudadanos, CC, Foro Asturias, UPN y la Cup.

En las negociaciones de los Presupuestos la factura pasada por fuerzas como Teruel Existe o Nueva Canaria es menor, se traduce en un incremento de las inversiones del Estado ínfimo si se compara con lo logrado por el PNV, Bildu y ERC.

País Vasco

La minuta de los nacionalistas vascos ascenderá a unos 12.000 millones. Mientras, Bildu ha logrado el acercamiento y la excarcelación de los presos etarras, 48 millones para cercanías ferroviarias y 10 millones para el sector aeronáutico. Además, el líder de la izquierda aberzatle Arnaldo Otegui celebra este pacto por ser el primer paso hacia la convocatoria de un referéndum sobre la autodeterminación. Las prebendas conseguidas por las fuerzas vascas son las siguientes:

Pensiones. El lehendakari da por sentado la transferencia de la gestión económica de 560.000 pensionistas por 10.131 millones.

Prisiones. Traspaso de las tres cárceles vasca, junto con 77,5 millones. Además, Interior deberá ceder unos 120 millones para financiar la construcción de una nueva prisión en San Sebastián.

Inversiones. Ascenderán a 570 millones, de los que 294 se destinarán a alta velocidad. Se adelantan 194 millones del Fondo de reconstrucción de la UE.

Fiscalidad. El Gobierno, forzado por el PNV, ha dado marcha atrás a su subida de la fiscalidad del diésel, así como a aumentar el IVA de sanidad y educación.

Plan renove. 50 millones para un plan renove para la industria de la automoción. Esta partida está incluida en otras por valor de unos 700 millones.

Cuarteles de Loyola. Pasan a manos de San Sebastián.

Cataluña

Será otra de las grandes beneficiadas en esta negociación. Sus conquistas son las siguientes:

Pensiones. ERC ha solicitado la cesión de la gestión económica de 25.575 millones de 1,7 millones de pensionistas.

Armonización fiscal. Se armonizarán en toda España los impuestos cedidos a las autonomías y se creará un grupo para el impuesto a las grandes fortunas.

Educación. El Ministerio liquidará la deuda existente con la Generalitat desde 2005 para becas y ayudas. Además, el castellano ya no es la lengua vehicular.

Fin del control fiscal. El Gobierno no fiscalizará las finanzas catalanas, en cumplimiento del artículo 155 de la Constitución.

Inversión y transferencias del Estado en Cataluña. Ascenderá a 2.339 millones.

Fondos de la UE. Cataluña podrá gestionar directamente el 54% de los recursos que le correspondan provenientes de la UE.

Acuerdos sociales. Cesión de la gestión del Ingreso Mínimo Vital, moratoria en el pago de las cotizaciones de los autónomos, que se amplía hasta marzo del 2021.

Libertad de los presos. ERC ha pactado la libertad de los políticos catalanes encarcelados.