Cómo proteger sus tarjetas de estafas para las rebajas de invierno

Las entidades ofrecen la posibilidad de blindar las tarjetas mediante su configuración de seguridad y se harán responsables de cualquier operación no autorizada

Una persona se dispone a pagar con su tarjeta de crédito una compra online
Una persona se dispone a pagar con su tarjeta de crédito una compra onlineJesús Hellín Europa Press

Las rebajas de invierno de 2021 son más digitales que físicas. Aunque la crisis económica, la situación sanitaria y la ola de frío no estén haciendo ningún favor a las ventas, el comercio electrónico se mantiene fuerte gracias a sus constantes y agresivos descuentos y a las restricciones de aforo, horarios y movilidad. De hecho, 4 de cada 10 españoles afirma comprar online más ahora que en la época precoronavirus, según un informe de Ipsos de octubre de 2020. Las compras online ofrecen muchas facilidades pero también entrañan infinitos riesgos. De acuerdo con la última Memoria de Reclamaciones del Banco de España de 2020, 8 de cada 10 operaciones fraudulentas con tarjetas estuvieron relacionadas con las compras online en 2019. El comparador financiero Helpmycash explica cómo blindar las tarjetas al comprar online y cómo protegerse para llevar a cabo transacciones virtuales seguras.

Personalizar la seguridad de su tarjeta

Los bancos permiten a través de sus aplicaciones móviles cambiar la configuración de seguridad de las tarjetas. Personalizarla le ayudará a saber cuándo se usa la tarjeta y a restringir aquellas operaciones que no realice a menudo. Para hacerlo, solamente debe acceder a la aplicación de su banco, seleccionar la tarjeta que quiere personalizar y pinchar sobre la opción “seguridad” o “configuración”. La principal ventaja es que se pueden activar y desactivar las restricciones o cambiar los límites de manera inmediata en cualquier momento y todas las veces que desee.

Entre las opciones de configuración que ofrecen están las siguientes:

1. Bloqueo de tarjetas: esta opción permite bloquear temporalmente la tarjeta; cancelarla definitivamente por pérdida o robo y cambiar el PIN.

2. Avisos por operativa: permite activar alertas de correo electrónico o SMS para saber si han realizado una compra o se ha sacado dinero con su tarjeta bancaria.

3. Límite de operativa en cajeros automáticos: sirve para limitar la cantidad de dinero mensual y diario que se puede sacar de un cajero con su tarjeta y para desactivar temporalmente la posibilidad de sacar dinero en cajeros automáticos.

4. Límite de operativa en compra: podrá establecer un límite de dinero máximo o desactivar la posibilidad de realizar compras.

5. Límite de operativa en compras online: algunas entidades también ofrecen la posibilidad de limitar la cantidad de dinero mensual y diario que puede gastar en compras online con su tarjeta, así como desactivar temporalmente esta opción. Por ejemplo, si no realiza compras online habitualmente, puede activar esta posibilidad durante las rebajas y desactivarla hasta su próxima compra online.

6. Límite en el uso del contactless: también puede establecer cantidades máximas con pago contacless, establecer un límite de pago sin introducir el PIN y desactivar esta opción.

7. Restricciones en el uso en el extranjero: la mayoría de los bancos permiten limitar las compras en el extranjero, las retiradas de dinero y desactivar la posibilidad de hacer compras en otros países.

Una tarjeta única para las compras online

Otra alternativa para evitar fraudes es tener una tarjeta secundaria únicamente para comprar online. Los compradores tienen dos opciones: las tarjetas de débito o las prepago. Las primeras se pueden contratar sin cuotas anuales asociadas a una cuenta corriente nueva. Las prepago, en cambio, no necesitan estar vinculadas a ninguna cuenta y se pueden cargar y descargar al momento desde la app del banco, sin necesidad de transferencia.

Sus ventajas son:

  • Se puede introducir únicamente el dinero que vaya a utilizar para una compra online.
  • Al ser una tarjeta secundaria, en caso de fraude, los delincuentes no podrían acceder a la cuenta donde tiene la nómina o el grueso de su dinero.
  • Estas tarjetas permiten configurar sus parámetros de seguridad.

¿Qué protección le ofrece el banco?

Además, como usuario bancario también cuenta con la protección de su entidad. “Por ley, todas las entidades que ofrecen tarjetas se harán responsables de cualquier operación no autorizada”, explica Helpmycash. “En caso de robo físico seremos responsables de lo que el ladrón use de nuestra tarjeta con un límite de 50 euros. No obstante, si nos duplican la tarjeta, el banco deberá devolvernos el importe total de la operación, siempre que no haya habido una negligencia en la protección de nuestra tarjeta, como introducirla en una web fraudulenta, ya que se entiende que no tenemos manera de conocer si la tarjeta ha sido duplicada de antemano”, añade el comparador financiero.