Abengoa solicita el concurso de acreedores

Se ha quedado sin prórrogas en su intento por reestructurar su deuda

Sede de Abengoa
Sede de AbengoaServicio Ilustrado (Automático) EUROPA PRESS

Abengoa solicitó ayer la declaración de concurso voluntario de acreedores para la matriz, después que sus acreedores financieros decidieran no extender más prórrogas para que la compañía pudiera reestructurar su deuda. Así lo notificó la firma sevillana en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), donde confirmó que la decisión es «la más adecuada para salvaguardar los intereses de la sociedad y de todos los acreedores».

El viernes expiró el enésimo plazo marcado por los acreedores para que la empresa sevillana de ingeniería pactara su rescate y, por tanto, la protección de la que gozaba la compañía desde que a finales del pasado agosto solicitara el preconcurso de acreedores.

El Consejo de Administración sigue buscando alternativas para «evitar la inviabilidad» de las filiales y, con ello, preservar el empleo y tratar de minimizar la pérdida de valor, para lo que pidió «la máxima colaboración» a todas las partes con intereses en la empresa de ingeniería. Según explicó en su comunicado, la decisión tomada se trata de «la medida más adecuada para salvaguardar los intereses de la sociedad y de todos los acreedores».

La solicitud del concurso ha sido presentada en el juzgado competente de Sevilla con la intención de alcanzar una solución que satisfaga a todos los grupos de interés, con «posiciones hasta ahora enfrentadas», explicó el Consejo.

La matriz, que está suspendida de cotización bursátil desde julio, está en causa de disolución desde el pasado 19 de mayo, al arrojar un patrimonio negativo de 388 millones de euros. La antigua Abengoa facturaba anualmente unos 7.000 millones y empleaba a 32.000 personas, pero ahora mueve 1.500 millones y cuenta con unos 14.000 trabajadores.