1,7 millones más de españoles sin trabajar que hace un año

El desempleo se desboca en febrero y supera los 4 millones, a los que se suman otros 900.000 trabajadores acogidos a ERTE. El gasto en paro supera los 3.000 millones de euros al mes

Thumbnail

España estaría al borde de batir su propia plusmarca de paro registrado en las oficinas de empleo. El aumento en 44.436 personas del número de desempleados, vinculado al imparable crecimiento de los trabajadores en situación de paro temporal como consecuencia de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) arroja nada menos que 4,9 millones de trabajadores sin empleo o sin posibilidad de ejercerlo, muy cerca de los 5 millones alcanzados en febrero y marzo de 2013, en lo peor de la crisis económica que azotó a España. El incremento del desempleo en febrero como consecuencia de las limitaciones de la tercera ola de coronavirus, supone la mayor alza en este mes desde 2013 y un aumento del 1,12% respecto a enero.

En concreto, el número total de inscritos en situación de desempleo es de 4.008.789 personas. No se alcanzaba una cifra tan alta desde abril de 2016, cuando se registraron 4.011.171 parados. En términos desestacionalizados, el paro registrado aumenta en 20.222 personas. El desempleo entre los jóvenes menores de 25 años se incrementa en febrero en 9.280 personas (2,60%) respecto al mes anterior. Además, los ERTE se vuelven a disparar hasta consolidar las 900.000 personas en paro temporal. Las restricciones impuestas por la tercera ola de la pandemia han pasado factura.

Variación mensual del número de parados en meses comparables, febrero de 2021
EPDATA
02/03/2021
Variación mensual del número de parados en meses comparables, febrero de 2021 EPDATA 02/03/2021EPDATA EPDATA

El gasto en prestaciones por desempleo seguirá un mes más en el entorno de los 3.000 millones de euros mensuales, después de que el Ministerio de Trabajo informara ayer de que en enero se destinaron 2.629 millones de euros para cubrir las prestaciones por desempleo a las que tenían derecho 2.376.847 beneficiarios. A esto se suman los 694 millones que se abonaron en enero en prestaciones de ERTE.

El paro registrado aumentó en febrero en todos los sectores económicos menos en la construcción, donde bajó en 5.116 personas (-1,6%). El mayor aumento lo registraron los servicios, los más afectados por las restricciones sanitarias, con 36.877 desempleados más (+1,3%).

Con respecto a las cifras de hace un año, hay 762.742 parados más que en febrero de 2020. Sumando esta cifra a los casi 900.000 trabajadores en ERTE, hay casi 1,7 millones de personas más sin trabajar en España.

La contratación sufrió un desplome sin precedentes. Solo se registraron 1.212.284 contratos, casi un 24% menos que en febrero de 2020, de los que 132.431 fueron indefinidos, el 10,9% del total y un 25,7% menos que en febrero del año pasado. Los contratos indefinidos del mes de febrero se dividen, en cuanto a la duración de su jornada, en 86.160 a tiempo completo y 46.271 a tiempo parcial. El resto de los contratos, hasta completar el total de 1.212.284 del mes de febrero de 2021, son 6.466 de carácter formativo y 1.073.387 otro tipo de contratos temporales.

El número medio de afiliados a la Seguridad Social fue de 19.074.871 personas en febrero, 30.211 trabajadores menos que el mes anterior en términos desestacionalizados. El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones destacó que se han recuperado 713.461 afiliados desde mayo de 2020, momento de mayor impacto de la pandemia en el mercado laboral, es decir, el 64% del empleo destruido entre febrero y mayo pasados.

El sector Servicios sufrió los cierres de la actividad hostelera y del comercio y perdió 49.170 afiliados en términos desestacionalizados. Con relación a febrero de 2020, el sistema ha perdido nada menos que 400.117 empleos, con 289.055 afiliados menos solo en el sector hostelero. En junio, el momento de mayor caída de la afiliación interanual tras el impacto de la pandemia, la tasa marcó un retroceso del 4,58%, que supuso 893.360 afiliados menos que un año atrás.

Capítulo a parte merecen los trabajadores en ERTE, que no computan a efectos de paro registrado aunque estén inactivos. A 27 de febrero de 2021, había 899.383 personas protegidas por ERTE, según los datos provisionales recogidos en la Seguridad Social. ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, pronosticó a mediados de mes que el aumento a casi 900.000 trabajadores en ERTE caería en las siguientes semanas. A tenor de los datos, Escrivá a vuelto a errar en sus vaticinios. Las cifras de trabajadores en ERTE se mantienen al alza desde octubre.

De media, en febrero hubo 909.661 personas en ERTE. El 71% del total, lo están en algunas de las modalidades que se pusieron en marcha a partir del 1 de octubre, prorrogados a partir del 1 de febrero, y que conllevan exoneraciones a la Seguridad Social. En concreto, 133.520 personas están acogidas a ERTE de impedimento, otras 224.813 a ERTE de limitación y otras 287.411 a ERTE de sectores ultraprotegidos.

El número de trabajadores en ERTE supone el 6,26% del total de afiliados (del Régimen General), con una gran concentración sectorial. En concreto, cinco actividades tienen a más del 40% de sus afiliados en ERTE y suman casi medio millón de personas, es decir, concentran cerca del 60% de las personas protegidas por estos instrumentos. En concreto, servicios de alojamiento, con 119.389 personas, el 63% de sus afiliados, es el sector con mayor porcentaje de trabajadores en ERTE. Le sigue agencias de viajes, con un 57% de sus afiliados.