El SEPE asegura que pondrá al día las prestaciones antes de que acabe marzo mediante un plan de choque

Los trámites electrónicos siguen sin funcionar desde el ciberataque sufrido el martes 9 de marzo. Su director general afirma que hoy se están incorporando las aplicaciones operativas de gestión, entre ellas la presolicitud y la cita previa

Un hombre con mascarilla tras el cristal de la puerta de una oficina de empleo, SEPE
Un hombre con mascarilla tras el cristal de la puerta de una oficina de empleo, SEPE FOTO: Óscar Cañas Europa Press

Mañana se cumple una semana de la paralización del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) por un ciberataque. Aunque algunas funciones de la web, sobre todo las páginas de información, y los correos electrónicos comenzaron a funcionar el pasado viernes 12 de marzo, los trámites electrónicos siguen sin estar operativos. El director general del SEPE, Gerardo Gutiérrez Ardoy, ha anunciado hoy dos novedades. La primera de ellas es que a lo largo de este lunes se va a empezar a trabajar con “cierta normalidad” en las oficinas de empleo, pues se están incorporando las aplicaciones operativas de gestión, entre ellas la presolicitud y la cita previa. La segunda es que cuando se recupere la actividad total, el SEPE pondrá en marcha un plan de choque para poner al día el reconocimiento de prestaciones antes de que acabe marzo.

“Cuando tengamos totalmente al día estas aplicaciones, que será próximamente, también elaboraremos un plan de choque para poder poner al día esas demoras en la incidencia de atención a las personas que se hayan podido dar durante estos días”, ha explicado Gutiérrez Ardoy en una entrevista en la SER Catalunya. Por ejemplo, mientras no se restablezca la operativa completa, la comunicación por parte de las empresas de las contrataciones por vía telemática está interrumpida. Pese a ello, hay que tener en cuenta que el SEPE ya hace frente a un considerable plazo de demora desde el inicio de la pandemia, ya que su carga de trabajo se ha multiplicado por 7 en comparación con el periodo previo al estado de alarma.

Medidas para proteger a los usuarios

El SEPE ha puesto en marcha varias medidas para evitar que los usuarios sufran pérdidas de derechos. Entre ellas, las personas que tenían cita previa han sido contactada por teléfono y están siendo atendidas de forma presencial en las oficinas. El Servicio Público de Empleo Estatal recuerda que los plazos de solicitud de las prestaciones se ampliarán en tantos días como estén fuera de servicio las aplicaciones y que, en ningún caso, esta situación afectará a los derechos de los solicitantes de prestaciones. “Estamos en disposición de afirmar que durante el mes de marzo podremos responder con normalidad al reconocimiento de prestaciones por desempleo”, ha asegurado Gerardo Gutiérrez Ardoy. De la misma manera, no es necesario renovar la demanda de empleo. Se renovará automáticamente o se podrá renovar una vez restablecido el servicio sin pérdida de derechos.

Sistemas afectados

El ciberataque ha alcanzado a archivos compartidos del organismo, pero no ha habido sustracción de datos y los sistemas operativos y de gestión del SEPE, como el sistema informático con el que se gestiona el pago de prestaciones por desempleo, no se han visto afectados, según informó su director general, Gerardo Gutiérrez. Por ello, se prevé que no haya retraso en el pago de prestaciones ya reconocidas como los ERTE.

El trabajo de los informáticos del SEPE, en colaboración con las labores de investigación del Centro Criptológico Nacional, están dando frutos, aunque la fecha de reanudación total de los servicios aún se desconoce. Luis Corrons, “Security Evangelist” de Avast, estimó que, teniendo en cuenta el tiempo de reacción del SEPE, podría llevar semanas volver a la normalidad.

¿Venganza de unos “hackers” rusos?

El ataque de este ransomware conocido como Ryuk parece ser más sofisticado y agresivo que otras amenazas sufridas previamente por los organismos del Estado. Se trata de un programa de software malicioso que tiene la capacidad de cifrar archivos y dejar ordenadores inutilizados con la idea de obtener dinero a cambio de devolver el funcionamiento normal al sistema. No obstante, el director del SEPE reitera que no se ha producido sustracción de datos, ni los ciberdelincuentes han pedido ninguna recompensa. En cuanto a la teoría de que este ciberataque pueda tener relación con una venganza de “hackers” rusos por una operación militar de unos cazas españoles que interceptaron dos aviones rusos, el director del SEPE ha dicho que “dicho así parece esotérico”. No obstante, ha reiterado que este incidente de seguridad está siendo investigado por el Centro Criptológico Nacional.