El número de compraventas de vivienda se consolida por encima de los niveles previos a la pandemia

Las 42.511 operaciones cerradas en abril superan en un 2,8% a las del mismo mes de 2019. Con respecto al año pasado, se dispararon un 66% debido a la parálisis que registró el sector en 2020 por el confinamiento

Cartel de "Se vende" en una vivienda de Madrid
Cartel de "Se vende" en una vivienda de MadridJesús G. FeriaLa Razon

El sector inmobiliario está definitivamente recuperado del azote del coronavirus. Los datos de compraventas de viviendas de abril han vuelto a confirmar que no sólo está ya en niveles previos a los de la pandemia sino por encima de ellos. En el cuarto mes del año se cerraron 42.511 operaciones, superando por tercer mes consecutivo la barrera de las 40.000 operaciones, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La cifra está un 2,8% por encima de la registrada en el mismo mes de 2019, consolidando así lo apuntado ya en marzo. Sin se compara con el pasado ejercicio, el incremento se dispara hasta el 66%, aunque se trata de un porcentaje con relativo valor. En abril del año pasado, el mercado inmobiliario funcionó al ralentí debido al confinamiento para combatir el coronavirus. Y como explica el INE, el número de fincas inscritas en los Registros de la Propiedad fue “excepcionalmente bajo”, de ahí que la comparación interanual resulte tan abultada.

Las compraventas de vivienda usada siguieron siendo las más numerosas en abril con casi el 78% del total, mientras que el 20,2% restante correspondió a viviendas nuevas. Sin embargo, fue la vivienda nueva la que más incrementó sus operaciones en abril, un 82,2% interanual, hasta las 8.520 transacciones. Por su parte, la compraventa de vivienda usada creció un 62,3%, también su mayor aumento, hasta las 33.691 operaciones.

Por comunidades, el mayor número de compraventas de viviendas por cada 100.000 habitantes se dio en La Rioja (142), Comunidad Valenciana (138) y Andalucía (131). En valores absolutos, Andalucía fue la región que más operaciones sobre viviendas realizó durante el cuarto mes del año, con 8.726 compraventas, seguida de Cataluña (6.853), Madrid (6.431) y Comunidad Valenciana (5.506). Todas las comunidades presentaron en abril tasas anuales positivas en el número de compraventas de viviendas. Las mayores subidas se dieron en Extremadura (+178,5%), Castilla-La Mancha (+165,1%), Navarra (+121,2%) y Castilla y León (+99,3%), mientras que los menores aumentos correspondieron a Baleares (+23,9%), Comunidad Valenciana (+39,7%) y País Vasco (+50,5%).

Optimismo

En el acumulado de lo que llevamos de ejercicio, la compra de viviendas acumula una subida del 12,5%, confirmando la recuperación en V que anticipaba el sector ya el verano pasado y que se empezó a vislumbrar en el arranque de este. Y lo que se intuye en el futuro más inmediato, según los expertos, es que la tendencia al alza se mantenga. Como explica Francisco Iñarreta, portavoz del portal inmobiliario idealista, aunque el optimismo de los compradores se frenó ligeramente en el mes de abril, “es previsible que con la exponencial mejora de los ritmos de vacunación y la cercanía de la época estival las próximas estadísticas mantengan el tono alcista, apoyadas por las buenas perspectivas económicas, los bajos precios de las hipotecas y la mayor tasa de ahorro de los españoles”.

Desde Fotocasa, su directora de Estudios y portavoz, María Matos, asegura que “la capacidad de recuperación del sector ha sido muy reveladora. Indica que el sector ya ha dejado atrás la incertidumbre provocada por la crisis sanitaria y que los españoles vuelven a atreverse a comprar vivienda, o que incluso perciben esta agitación del mercado como una buena situación para encontrar oportunidades. Además, gracias al impulso surgido del gran interés por comprar vivienda, ahora el sector tiene un nuevo reto por delante: el de dar respuesta al gran auge de la demanda que se ha despertado tras el confinamiento”, ha añadido. Su impresión es que el sector seguirá mejorando sus cifras en los próximos meses porque “nunca habíamos tenido tantos españoles con intención de cambiar de vivienda y tan interesados en buscar una casa nueva”.