Luz verde a los 9.000 millones de euros para España del plan de recuperación europeo

Se espera que el primer tramo de las ayudas llegue finales de julio o principios de agosto. Supone el 13% de los 69.500 millones de euros en subvenciones a fondo perdido asignados a nuestro país

Thumbnail

Los ministros de Economía y Finanzas de los Veintisiete han dado hoy luz verde a los planes de recuperación de 12 Estados miembros, incluido España. Este paso permitirá el desembolso del primer tramo de las ayudas, un anticipo de 9.000 millones de euros que supone el 13% de los 69.500 millones de euros en subvenciones a fondo perdido asignados a nuestro país dentro del mecanismo Next Generation EU, el fondo aprobado para hacer frente a los estragos del coronavirus. Se espera que el dinero contante y sonante pueda llegar a las arcas españolas a finales de este mes o principios de agosto, una vez se hayan cumplimentado todos los trámites.

El paso dado hoy ha sido un mero formalismo, ya que no estaba previsto que durante la reunión de hoy los Veintisiete discutieran en profundidad los planes presentados por cada país. Ese trabajo previo ya se había realizado en reuniones anteriores. Según fuentes del ministerio de Economía, durante este proceso de análisis del plan español “el tono ha sido muy diferente al de otras épocas o momentos”, incluidas las negociaciones del año pasado para alumbrar el paquete de rescate, en referencia a la línea dura defendida por países como Holanda durante la agónica cumbre de julio del año pasado.

España no se ha visto obligada a realizar cambios en su plan, si bien algunos países pidieron aclaraciones sobre por qué el Gobierno ha decidido concentrar la mayoría de las inversiones y reformas en los primeros tres años. Según las fuentes mencionadas, España explicó la necesidad de desplegar los esfuerzos lo antes posible para apuntalar el crecimiento tras la contracción récord experimentada por nuestra economía, unos argumentos que acabaron convenciendo al resto de los socios europeos.

Se espera que el segundo desembolso de las ayudas pueda llegar a nuestro país a finales del año. Fuentes del ministerio de Economía consideran que España no tendrá demasiados problemas para acceder a este segundo tramo de los fondos (unos 10.000 millones de euros), ya que España ha cumplido los hitos fijados por Bruselas.

Todo indica que las negociaciones para el tercer desembolso serán más complicadas, ya que la Comisión Europea exige que antes de acceder a la nueva remesa de fondos nuestro país haya aprobado la reforma laboral que ahora mismo está siendo negociada por los agentes sociales.