Paro de transportistas a partir del 14 de marzo: motivos, fechas y quién está detrás

El paro lo convoca una plataforma minoritaria. Las grandes patronales no lo secundan, pero sí piden una reunión urgente con Pedro Sánchez para abordar el incremento de precios de los combustibles

Camiones y transporte de mercancías
Camiones y transporte de mercancías FOTO: Jesús G. Feria La Razón

La ‘Plataforma para la Defensa del Sector de Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional’ ha convocado un “paro nacional indefinido de todo tipo de transporte y de toda clase de ámbito, a partir del próximo día 14 de marzo a las 00:00 horas”. No obstante, todo apunta a que su repercusión será reducida, ya que esta convocatoria la realiza una patronal minoritaria. Por lo tanto, no se puede hablar de cierre patronal general, ya que no cuenta con el apoyo del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), que agrupa a distintas confederaciones y asociaciones de transportistas, como la Confederación Española de Transporte y Mercancías (CETM) y la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer). Tampoco se puede hablar de huelga, ya que no la convocan los trabajadores, sino un grupo de empresarios.

“Desde este momento y hasta la fecha del inicio del paro, se le da de tiempo a los ministerios competentes para que se sientes a negociar con los representantes de esta organización y alcanzar los necesarios acuerdos que sean publicados en el BOE”, recoge la convocatoria de ‘Plataforma para la Defensa del Sector de Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional’ . “Solo de esta manera se desconvocaría dicho paro”, añade.

La Plataforma denuncia que “el 90% de las empresas de transporte (medianas y pequeñas)” se encuentran en “una situación económica de quiebra total, al igual que las condiciones laborales son de total precariedad en todos los sentidos. Consecuencias que pagan de manera directa todos los conductores asalariados”.

Sin el apoyo del resto del sector

Esta nueva amenaza de paro recuerda (a pequeña escala) a la que se produjo la pasada Navidad, pero que terminó por desconvocarse el 17 de diciembre tras alcanzar un acuerdo con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma). El pasado 1 de marzo, el Consejo de Ministros aprobó el real decreto-ley en el que se recogen todas las medidas pactadas por el sector del transporte y el Gobierno para mejorar la sostenibilidad del sector del transporte de mercancías por carretera y las condiciones laborales de los conductores.

El Comité Nacional del Transporte por Carretera ha publicado una nota de prensa indicando que “el CNTC no ha convocado ningún paro de transporte, ni cree que en esta coyuntura sea una solución eficaz”. “En opinión de todas las organizaciones de este Comité Nacional es momento de hacer efectivas las medidas recogidas en el Real Decreto-Ley 3/2022, de 1 de marzo para mejorar las condiciones de trabajo de los conductores y equilibrar las relaciones de los transportistas con sus clientes”, añade la nota. No obstante, sí ha reclamado “una reunión urgente e inmediata al presidente del Gobierno”, Pedro Sánchez, “con el fin de impulsar medidas excepcionales” ante “el grave e incontrolado incremento de los precios de los combustibles”.

Ante la desvinculación total del CNTC de este paro, CETM y Fenadismer también han comunicado que no se unirán, tal y como ha hecho la primera a través de su cuenta de Twitter.

La respuesta del Gobierno

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha señalado este viernes que espera reunirse con representantes del sector del transporte y la logística con motivo del alza en el precio de los combustibles, y ha apostado por dar una respuesta “global” a este asunto que, ha apuntado, afecta a varios sectores más.

Preguntada por la huelga convocada por varios colectivos de transportistas autónomos de cara al próximo lunes, Sánchez ha respondido, durante un acto esta mañana en Vigo, que el Gobierno central mantiene “contacto permanente” con el sector y que “en las próximas semanas” mantendrá varias reuniones para intentar aclarar “el escenario actual de incertidumbre”.

En un contexto en el que el precio del gasóleo y la gasolina supera los dos litros en más de un centenar de estaciones de servicio, la ministra de Transportes ha admitido que transportistas y mensajeros se ven “muy afectados” por esta situación, que ha achacado al impacto de la guerra de Ucrania en el precio de los hidrocarburos. Así pues, ha defendido que lo correcto es elaborar “un plan que sea más global” y que no se centre en “sectores aislados”, sino que dé una respuesta integral “a todos los sectores de la economía”.