Así es como puede enfriar su casa sin usar aire acondicionado

El gasto energético al hacer uso del aire acondicionado y el ventilador puede ser elevado, disparando la factura de la luz

Una persona en su casa con un ventilador
Una persona en su casa con un ventilador FOTO: AliExpress

La ola de calor a la que se ha tenido que enfrentar España esta última semana ha sido un verdadero suplicio para muchos ciudadanos, ya que antes de que diese comienzo el verano, algunas localidades del país han alcanzado unas temperaturas que han sobrepasado los 40 grados. Tanto es así, que el calor sofocante hacía imposible el estar en la calle sin sudar, así como dentro de la vivienda en la que estas temperaturas resultaban insoportables.

Es por ello, que ante esta situación inesperada por muchos, los ciudadanos han tenido que llevar a cabo una serie de trucos para poder refrescarla sin la necesidad de enchufar el aire acondicionado o el ventilador, ya que ambos aparatos pueden suponer un incremento de nuestra factura de la luz a final de mes.

Bajar las persianas

Una de las reglas básicas es bajar las persianas y cerrar las cortinas durante el día para que los rayos del sol no penetren en el interior de la vivienda, y cuando ya sea de noche abrirlas para que el aire de la madrugada enfríe la vivienda. No obstante, pese a que todo tiene que estar cerrado a cal y canto, las ventanas se deben dejar abiertas así como las puertas de las habitaciones para que el aire circule entre las estancias. Tanto es así que mantener la vivienda en estas condiciones permitirá que la temperatura dentro disminuya entre 5 y 7 grados respecto a la exterior, tal y como aseguran desde el portal inmobiliario de Fotocasa.

Encender aparatos que hagan circular el aire

Los circuladores o purificadores de aire son aparatos muy parecidos a los ventiladores, ya que estos sueltan chorros de aire que mediante aspas se esparcen por toda la estancia, por lo que al generar una circulación constante de corriente hace que una habitación pueda enfriarse hasta cuatro grados.

Asimismo, los sistemas de evaporación tienen un recipiente para almacenar hasta dos litros de agua que se van evaporando con la ayuda de un ventilador, el cuál impulsa el agua evaporada hacia arriba, haciendo que estos pueden enfriar ocho grados una habitación.

Evitar fuentes de calor

Cuantos más electrodomésticos tengamos encendidos, más se calentará el ambiente, y aquellos que ganan más energía serán a su vez aquellos que generen más calor. Por tanto, electrodomésticos tales como el horno, la vitrocerámica, la secadora, la plancha, el secador de pelo o las bombillas, sobre todo si no son led, son aquellos que generan más calor, intentando tenerlos apagados en la medida de la posible o usarlos en las horas de menor calor.

Si se esta usando el horno o la vitrocerámica, encender la campana extractora es una muy buena idea, ya que no solo disuade el olor de la comida, sino que también absorbe el aire caliente.

Recurrir al agua

El mantenerse hidratado bebiendo agua, duchándose o refrescarse a lo largo del día con agua fría es recomendable para que el cuerpo aguante las altas temperaturas mejor. Asimismo, las personas pueden ponerse agua fría en muñecas, cuello y pies a menudo, así de esta forma estará más refrescado durante el día.

Hacer uso de plantas

Las plantas no solamente purifican el aire generando oxígeno, sino que además son capaces de disminuir el calor, sobre todo el aloe vera, el ficus, la palma areca, el poto y la sansevieria.

Lo ideal es colocar a estas junto a las ventanas, ya que no solamente crearán sombra, sino que también bajarán la temperatura mediante la transpiración, por la cual el agua se evapora de sus hojas al absorber los rayos del sol.