Murcia

El campo vuelve a la carga para frenar el alza del 130% del precio del gasóleo agrícola

COAG anuncia movilizaciones en Murcia tras las que ha habido en Castilla y León para que se intervenga este combustible y exige al Gobierno que deje de recaudar “ferozmente” los impuestos de cada litro

Tractorada en Valladolid
Tractorada en Valladolid FOTO: mir_ical Agencia ICAL

El campo no resiste más los altos precios de los combustibles. Si la semana pasada los agricultores castellano-leoneses bloqueaban el centro logístico de hidrocarburos (CLH) de Santovenia de Pisuerga (Valladolid), en protesta por los “escandalosos” precios del gasóleo agrícola que, según denunciaron los líderes de las organizaciones ASAJA y la Alianza UPA-COAG, llevan el sector “a la ruina absoluta”, ahora las protestas se extienden a la región de Murcia, donde el campo tiene un peso enorme.

El presidente de COAG-Región de Murcia, José Miguel Marín, ha dicho este lunes que esta organización está preparando movilizaciones para exigir que se intervenga el precio del gasóleo agrícola, “como medida necesaria y urgente ante el colapso del sector primario”. Advirtió que mientras que en junio del pasado año (2021) el gasóleo agrícola tenía un precio de 0,75 euros el litro, esta semana se está pagando entre 1,50 y 1,70 euros el litro, y recalcó que el precio del petróleo se encareció un 64%, pero el gasóleo agrícola un 130%.

“Este salto acelera la ya preocupante desaparición de explotaciones agrarias familiares, básicas para evitar una concentración de la oferta de alimentos que tendría graves consecuencias para los consumidores”, agregó. Marín lamenta que siendo los impuestos un 50% del valor de los combustibles, “las administraciones estén recaudando con ferocidad con cada litro de gasóleo; si dramático es que en los mercados internacionales se hayan disparado los precios de las energías fósiles, resulta indignante que se recaude en la misma proporción, porque con ello se destruye tejido productivo agrario y se impulsa la inflación”.

Por otra parte, el agricultor está internalizando estos incrementos sin percibir ingresos mayores por su producto, dado que se existe otra grave disfunción en la cadena de valor agroalimentaria que está disparando precios al consumidor, mientras que los precios en origen no se ven incrementados en igual medida.

Criticó por último que en el Consejo de Ministros del pasado sábado no se considerasen medidas sobre el precio del gasóleo agrícola, lo que ha llevado a COAG-IR Murcia a organizar acciones de protesta, según recoge Efe.

De 12.000 a 24.000 euros al año

En el caso de Castilla y León, una explotación media gasta unos 15.000 litros al año, lo que significa que el año pasado tenía un coste de 12.000 euros y éste de 24.000 euros. “Se ha doblado el coste del gasóleo. Nuestra rentabilidad pasa porque los costes de producción que tenemos sean justos, no abusivos, como en este caso”, explicaba el presidente de Asaja en Castilla y León, Donaciano Dujo. Así, el coste total de la agricultura y la ganadería en la Comunidad ha pasado de los 320 millones del año pasado a los 640 millones.