Economía

Startups españolas en la revolución de la industria alimentaria

La inversión en proyectos de foodtech en España creció en 2021 un 220%

Más de 400 startups españolas trabajan en desarrollar el futuro de la cadena de valor agroalimentaria
Más de 400 startups españolas trabajan en desarrollar el futuro de la cadena de valor agroalimentaria FOTO: Dreamstime

Foodtech es un término amplio, que engloba todos aquellos agentes que aplican tecnología a la cadena de valor agroalimentaria, desde la producción hasta el consumo del alimento, aportando eficiencia, seguridad y una mejora importante de la sostenibilidad. El floreciente ecosistema español de foodtech comienza a percibirse como un sector con gran componente tecnológico, que aporta valor al país, y que comienza a ser destino de crecientes inversiones.

La inversión en proyectos de foodtech ha experimentado un gran crecimiento durante 2021 alcanzando los 695 millones de euros (220% más), según datos recogidos por Eatable Adventures. Este incremento supone un punto de inflexión relevante, que vislumbra el potencial del sector foodtech en los próximos años. José Luis Cabañero, CEO y fundador de Eatable Adventures apunta que los «retos de la sostenibilidad en el sector alimentario y la necesidad de implementar medidas urgentes hacen que nuestro ecosistema de startups foodtech nacionales se esté consolidando muy rápidamente, atrayendo a los principales inversores y corporaciones internacionales».

Más de 400 startups españolas trabajan ahora mismo en desarrollar el futuro de la cadena de valor agroalimentaria. Una cifra muy similar a la que ostentan países como Reino Unido o Francia. «El actual escenario medioambiental y de población mundial lleva al replanteamiento en los métodos de producción para lograr un sistema alimentario mucho más sostenible y eficiente», como apunta Cabañero.

Entre las foodtech que están creciendo en España de la mano de la tecnología y la innovación están MOA Foodtech. Esta startup combina biotecnología e inteligencia artificial para convertir los residuos y subproductos de la industria agroalimentaria en una «next generation protein» con alto valor nutricial y 100% sostenible, que se emplea con ingredientes de múltiples productos alimentarios. «Nuestra forma actual de producir alimentos es insostenible. Causa el 24% de los gases de efecto invernadero y el 80% de la deforestación, donde el 77% de la superficie se destina a alimentación animal. Por esta misma razón la industria y la sociedad necesitan soluciones sostenibles y globales», apunta el CEO de esta startup Bosco Emparanza (CEO). La empresa acaba de conseguir 1,5 millones de euros, como ronda semilla, para escalar su producción de proteínas sostenibles para alimentación y ganar presencia en Asia y América.

Daniel Rico, Javier Zaratiegui y Patxi Larumbe, de Cocuus
Daniel Rico, Javier Zaratiegui y Patxi Larumbe, de Cocuus FOTO: Cocuus

Junto a MOA, la española Cocuus ha crecido tanto a nivel de modelo de business como de desarrollos tecnológicos. Con sede en Navarra desarrolla soluciones industriales para la producción de análogos de proteína animal de base vegetal o celular mediante la impresión láser 2D/3D, bioimpresión y robótica. Acaba de conseguir su primera ronda de inversión de 2,5 millones de euros.

Réplicas de la carne

Con el creciente interés de la población de comer de manera cada vez más sostenible, Innomy, una startup argentina ubicada en España, también está creciendo. Esta foodtech utiliza cultivos de tejidos fúngicos combinados con tecnología de fermentación de precisión para crear estructuras complejas que replican la consistencia fibrosa y tierna que tiene la carne.

Francisco Kuhar, Juan Pablo de Giacomi y Pablo Sánchez, de Innomy
Francisco Kuhar, Juan Pablo de Giacomi y Pablo Sánchez, de Innomy FOTO: Innomy

Ekonoke es otra empresa madrileña que produce lúpulo de la más alta calidad, garantizando la sostenibilidad y la fiabilidad del suministro, y desarrollando soluciones agrícolas resistentes al clima con el menor uso de recursos. Esta startup espera convertirse en un plazo de 4-5 años en la empresa líder del sector del lúpulo, explica su CEO y cofundadora Inés Sagrario y que sus instalaciones se encuentren a nivel mundial.

Los fundadores de Proppos, Nil Salomó (izq.) y Pau Vaquero
Los fundadores de Proppos, Nil Salomó (izq.) y Pau Vaquero FOTO: Proppos

Proppos es una empresa de inteligencia artificial (IA) especializada en el reconocimiento de alimentos surgida en 2019. «Al estar trabajando en el sector de la alimentación observamos la necesidad de agilizar las colas en los negocios de restauración, pero sin incrementar los costes. La solución más factible era automatizar el proceso de compra mediante IA y visión computerizada», explica su CEO, Nil Salomó.