¿Las empleadas del hogar podrán cobrar el paro y la prestación por maternidad a la vez?

El SEPE aclara si esta opción es posible después de que el Gobierno haya confirmado que aprobará este martes el derecho a paro para las empleadas del hogar

Una empleada del hogar realiza su trabajo en un domicilio de Madrid
Una empleada del hogar realiza su trabajo en un domicilio de Madrid FOTO: Dani Caballo EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha confirmado que el Consejo de Ministros aprobará este martes, 6 de septiembre, el reconocimiento del subsidio al desempleo a las empleadas del hogar, poniendo así “fin a un injusticia absolutamente inaceptable”. Este derecho se consigue a raíz de la petición de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) tras ratificar en junio por unanimidad el convenio 189 de este organismo que obliga a reconocer el paro a este colectivo. Uno de las dudas de este colectivo de trabajadores, compuesto en su mayoría por mujeres, es qué ocurrirá con su prestación por desempleo si se quedan embarazadas. En tal caso se plantean varios supuestos y uno de ellos es si existirá la posibilidad de cobrar a la vez el paro y la prestación por maternidad, al ser ayudas dependientes de administraciones públicas distintas: la primera, del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) y la segunda, de la Seguridad. El SEPE resuelve esta duda en respuesta a una pregunta planteada por LA RAZÓN.

Desde el SEPE explican que “se se equiparan los derechos de las empleadas del hogar con el resto de personas trabajadoras”. Actualmente, las madres que cobran el paro no pueden compatibilizarlo con la baja por maternidad, por lo que esta misma norma se aplicará a las empleadas del hogar que cobren el paro y tengan derecho a cobrar la prestación por maternidad del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Por lo tanto, el nuevo subsidio por desempleo de las empleadas del hogar será incompatible con el cobro simultáneo de la prestación por maternidad, ya que la única prestación de este estilo que es compatible con el paro es la prestación por hijo a cargo.

Cuando una trabajadora tiene derecho a cobrar el paro y se queda embarazada es obligatorio informar a la oficina de empleo. De esta manera, el SEPE paraliza el cobro del subsidio y la empleada puede acogerse a la prestación por maternidad, abonada por la Seguridad Social durante las 16 semanas correspondientes. Así, mientras dura la baja por maternidad, no se consume el paro. Una vez terminada la baja, hay que solicitar en la oficina de empleo la reactivación de la prestación por desempleo durante los 15 días hábiles posteriores. Realizado este trámite, se vuelve a cobrar el paro sin variación en el importe ni en la duración. Este es el mismo procedimiento que tendrán que seguir a partir de ahora las empleadas del hogar desempleadas que se queden embarazadas.